Actualidad

TRIBUNALES

Dos años de cárcel para el "hombre de los 2.000 tumores"

Paco Sanz fue juzgado ayer en Madrid tras estafar 264.780 euros a miles de personas

Dos años de cárcel para el "hombre de los 2.000 tumores"
Dos años de cárcel para el "hombre de los 2.000 tumores"
EFE

MADRID.- Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, ha llegado a un acuerdo por el que acepta dos años de cárcel, en lugar de los seis que pedía la Fiscalía inicialmente, al reconocer que recibió ayudas de terceras personas para pagar viajes, aunque se juzgará lo referido al dinero que tendrá que abonar a los afectados.

La Audiencia Provincial de Madrid comenzó este lunes el juicio contra Francisco José Sanz González de Martos por fingir públicamente la gravedad de su enfermedad, el síndrome de Cowden, y conseguir 264.780 euros de miles de personas, entre ellas varios famosos, a las que aseguró que su dolencia era incurable si no recibía un tratamiento experimental. También se sentó en el banquillo de los acusados su exnovia, Lucía Carmona, para la que la Fiscalía pedía tres años de cárcel por estafa, y la madre de Paco Sanz, María del Carmen González, a la que considera responsable a título lucrativo. El padre del acusado estaba procesado pero falleció el 15 de mayo del pasado año.

Al inicio del juicio, la Fiscalía propuso a los procesados llegar a un acuerdo, que finalmente se materializó en la parte penal -las penas de cárcel- pero no en la responsabilidad civil a la que podrían tener que hacer frente.

Así Paco Sanz reconoció los hechos y por ello la Fiscalía ha reducido su petición inicial de seis años de prisión a dos, más una multa de 2.600 euros (nueve meses por ocho euros diarios). Asimismo su expareja ha aceptado un año y nueve meses de cárcel por el delito de estafa que se le imputa.

Las acusaciones se han adherido a esta petición de la Fiscalía en la parte penal.

Paco Sanz, que llegó a los juzgados junto a su letrado sin hacer declaraciones a la prensa, con la mirada perdida, dijo al tribunal que para curar su enfermedad viajó entre 10 y 12 veces a Estados Unidos para que le realizaran un ensayo clínico que no tenía costes médicos.

Estos viajes sí tenían un coste de entre seis y ocho mil euros por desplazamiento y, debido a su escasa pensión, tuvo que pedir ayuda. "De familiares y amigos recibí entre ocho y diez mil euros, pero no sé cuanto dinero recibí por parte de terceras personas", reconoció.

Etiquetas