Actualidad

ELECCIONES CATALANAS

Cataluña cierra una bronca campaña que augura más inestabilidad

Las encuestas apuntan a que no se lograrán mayorías sólidas que prevén un "Parlament" todavía más tenso y fragmentado

Cataluña cierra una bronca campaña que augura más inestabilidad
Cataluña cierra una bronca campaña que augura más inestabilidad
EFE

BARCELONA.- Cataluña cerró este viernes la campaña del 14F, tras quince días de bronco intercambio de golpes entre los nueve principales candidatos a la presidencia de la Generalitat, que auguran una legislatura aún más tensa e inestable y sin mayorías sólidas, según apuntan todas las encuestas.

De hecho, la fragmentación que puede vivirse en el Parlament a partir de este domingo -hay posibilidades de que lleguen a formarse hasta nueve grupos en un hemiciclo con 135 escaños, todo un récord en Cataluña- y los vetos cruzados para pactos poselectorales hacen temer incluso una hipotética repetición de los comicios en julio.

Si en las elecciones de 2017, convocadas con la autonomía catalana intervenida con el artículo 155 de la Constitución tras la declaración unilateral de independencia, Ciudadanos se convirtió en primera fuerza en el Parlament, esta vez los sondeos vaticinan un batacazo de la lista que lidera Carlos Carrizosa. El golpe de efecto previo a la campaña lo dio el PSC, al relevar por sorpresa a Miquel Iceta como cabeza de cartel y situar al que ha sido ministro de Sanidad desde el inicio de la pandemia, Salvador Illa, arropado este viernes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un cambio que tuvo un efecto inmediato en las encuestas, que le otorgan posibilidades de victoria, aunque sería insuficiente si el independentismo suma de nuevo mayoría absoluta.

El inédito veto de JxCat, ERC, el PDeCAT y la CUP a cualquier pacto de gobierno con Illa, impulsado por una entidad minúscula, Catalanes per la Independencia, puede leerse en clave interna de la batalla por la hegemonía independentista.

Laura Borràs y el expresident Carles Puigdemont, con perfil bajo, para cederle el protagonismo a la presidenciable de JxCat, plantean el 14F como un plebiscito entre su estrategia, favorable a la "confrontación" con el Estado y a la vía unilateral, y la de ERC, más pragmática, a la que acusan de tener la tentación de reeditar un tripartito de izquierdas con el PSC y los comunes.

EL PPC Y EL "FACTOR VOX"

Alejandro Fernández, arropado por Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso y otras caras visibles del PP, ha buscado con sus dotes de orador recuperar apoyos que en 2017 concentró Cs y ha tratado de taponar fugas hacia Vox, al que tacha de "populista".

Ignacio Garriga, acompañado a diario por Santiago Abascal y otros dirigentes de Vox, algunos de cuyos actos se han visto violentados por el lanzamiento de objetos por parte de manifestantes contrarios a la formación de extrema derecha, confía en irrumpir con grupo propio, con un discurso inflamado contra la "mafia separatista" y una izquierda que ve sometida al independentismo.

Etiquetas