Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las comunidades no piensan todavía en una desescalada

La tasa de contagios sigue a la baja, pero no la de fallecidos ni la presión en las UCI

Las comunidades no piensan todavía en una desescalada
Las comunidades no piensan todavía en una desescalada
EFE

MADRID.- La tasa de contagios sigue a la baja pero no así la cifra de fallecidos ni la presión en las UCI que se reduce muy lentamente por lo que las comunidades no contemplan la desescalada, inmersas en un plan de vacunación que ha iniciado su segunda fase con la inmunización de los mayores de 80 años que viven en sus casas.

Con una incidencia acumulada por debajo de los 400 casos por cien mil habitantes (385,6) y 10.057 nuevos positivos, la cifra total de contagios asciende ya a 3.096.343. Sin embargo la cifra de fallecidos, 530 más, sigue siendo muy elevada, igual que la presión hospitalaria, especialmente en cuidados intensivos, donde la ocupación baja décima a décima y se sitúa en el 37,3 por ciento, solo cinco décimas menos.

El número de personas que ha recibido ya la pauta completa en toda España supera el millón (1.096.922), según los últimos datos de Sanidad.

Desde el lunes, las comunidades han administrado 62.904 vacunas contra la covid, de las cuales 26.831 son segundas dosis de Pfizer y Moderna. Desde el inicio del plan de vacunación las autonomías han inoculado 2.624.512 sueros, el 90 por ciento de las dosis recibidas. Con el plan de vacunación estrenando segunda fase para mayores de 80 años y esenciales, las comunidades debaten ahora si llevar la vacunación a escenarios multitudinarios para hacerla masiva.

A esto, Sanidad ya ha dicho que no ve necesario vacunar en grandes superficies con el ritmo actual de administración de sueros, está por ver si las comunidades tendrán que recurrir a ello cuando en los próximos meses aumente la velocidad de inmunización.

Plan de vacunación que este martes sufrió un contratiempo tras el anuncio de Moderna de reducir a la mitad las entregas del mes de febrero, 200.000 dosis frente a las 400.000 previstas, si bien prometió compensar la reducción en el mes de marzo.

Mientras, el Consejo de Ministros aprobó el acuerdo para adquirir 2,8 millones de dosis adicionales de la vacuna de Pfizer, cuya entrega se producirá en abril.

En un escenario en el que la bajada de contagios no va acompasada con la cifra de muertos que sigue muy alta, comunidades como Andalucía o Castilla y León han descartado relajar las medidas al menos en el corto plazo.

En Andalucía, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, dejó claro que no habrá medidas de desescalada hasta que no esté "totalmente consolidado" el control de la pandemia.

En la Comunidad Valenciana, su presidente Ximo Puig insistió en que la prioridad es salvar vidas, empleos y empresas, "por este orden".

Pese a que en esta comunidad la tasa de contagios ha pasado de 1.000 a 500, el presidente de la Generalitat apeló a la "prudencia" para "no malbaratar" el esfuerzo de la sociedad valenciana contra el virus.

Etiquetas