Actualidad

TENSIÓN POLÍTICA

El apoyo de Podemos a los disturbios abre otra brecha en el Gobierno

La oposición pidió a Sánchez que rompa con su socio y en el PSOE tampoco han gustado las palabras de Echenique

El apoyo de Podemos a los disturbios abre otra brecha en el Gobierno
El apoyo de Podemos a los disturbios abre otra brecha en el Gobierno
EFE

MADRID.- Lejos aún de cerrarse la distancia abierta entre las dos alas del gobierno por las políticas de igualdad, el apoyo de Unidas Podemos a los manifestantes que han causado disturbios por la entrada en prisión de Pablo Hasel ha abierto una nueva fisura entre los socios de coalición.

La crisis la generó este miércoles por la noche el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, cuando no se habían calmado aún las protestas que dejaron decenas de heridos y detenidos en Madrid y Barcelona y él expresó "todo su apoyo" a los manifestantes "antifascistas".

Las palabras de Echenique desataron un vendaval de críticas en la oposición -que volvió a instar al PSOE a romper su acuerdo con Unidas Podemos- y en las Fuerzas de Seguridad, pero tampoco sentaron bien en el sector mayoritario del Ejecutivo.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, protagonista en las últimas semanas del enfrentamiento con Unidas Podemos y el Ministerio de Igualdad a raíz de las políticas de igualdad, fue la más contundente en el reproche: "Una cosa es defender que una democracia sea exigente con la libertad de expresión y otra cosa muy diferente es alentar a estar en un situación en la que ayer vimos heridos y detenidos". También el ministro José Luis Ábalos dejó claro que el Gobierno no comparte la opinión "personal" del dirigente de Unidas Podemos y desde la cuenta oficial del Ministerio del Interior se lanzó un mensaje de aplauso a la labor de la Policía y del resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad "garantizando la seguridad de todos frente a los altercados provocados por una minoría de violentos".

Nadie en Unidas Podemos condenó los disturbios de este miércoles que se saldaron con 19 detenidos y 55 heridos, de ellos 35 policías, con numerosos daños materiales en Madrid y con 33 arrestados y 14 heridos, además de 135 contenedores y 9 coches quemados, en Barcelona.

Este jueves, la portavoz del partido, Isa Serra, aseguró que su partido se opone a toda violencia, pero el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, eludió en varias ocasiones la condena de los disturbios y cuestionó, como hizo el miércoles Echenique, la actuación de la Policía.

Los miembros del Ejecutivo del partido morado guardaron silencio sobre el asunto. Tan solo la ministra de Igualdad, Irene Montero, tuiteó una foto de la detención de la sufragista británica Emmeline Pankhurst durante una protesta.

Todo ello ocurrió sin que se hayan calmado los ánimos en el enfrentamiento que mantienen ambos partidos por las políticas de igualdad.

Las propuestas legislativas del Ministerio que dirige Irene Montero siguen en el centro de las fricciones ante las reticencias al borrador de ley trans que permitiría el cambio de sexo a partir de los 16 años sin necesidad de informe médico o tratamiento.

En sus últimas declaraciones Calvo ni incluyó esa ley entre los compromisos de la legislatura en el área de Igualdad.

Etiquetas