Actualidad

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las nuevas variantes ponen a Europa en una difícil encrucijada

Los casos se han reducido a la cuarta parte en dos meses, pero las mutaciones británica y sudafricana generan dudas

Las nuevas variantes ponen a Europa en una difícil encrucijada
Las nuevas variantes ponen a Europa en una difícil encrucijada
EFE

MADRID.- El descenso paulatino de los casos de covid-19, reducidos a la cuarta parte en dos meses, anima a los países de Europa a levantar cuanto antes las restricciones contra la pandemia.

Sin embargo, la amenaza de las variantes británica y sudafricana genera dudas sobre la apertura de la vida pública e incluso plantea nuevos controles en las fronteras, lo que sitúa al continente en una encrucijada.

La primera semana de marzo es el plazo que se han dado gran parte de los Estados para empezar a aflojar los cierres o al menos para revisarlos, sin precipitarse en levantar confinamientos que han logrado mermar los contagios, algo que, según los expertos, no tiene nada que ver con la incipiente vacunación.

Además, advierten de que las nuevas variantes podrían volverse más transmisibles y mortales, y amenazar la eficacia de las vacunas, por lo que las prisas en Europa por salir de la crisis económica y retomar la normalidad pueden resultar contraproducentes.

El Banco Central Europeo (BCE) considera que las nuevas variantes del coronavirus, que son más infecciosas, suponen un riesgo para la recuperación de la economía de la zona del euro.

El economista jefe del BCE, Philip Lane, dijo en una reunión celebrada este jueves que "el lanzamiento de las campañas de vacunación en la zona del euro era un hito importante".

Sin embargo, concluyó que las perspectivas a corto plazo son desafiantes a cuenta del nuevo aumento de las infecciones, la aparición de mutaciones del virus y medidas de confinamiento más restrictivas impuestas en muchos países de la zona euro los últimos meses.

El descenso de nuevos contagios se ha ralentizado en Alemania, donde las autoridades sanitarias registraron 10.207 nuevos positivos en las últimas 24 horas y 534 víctimas mortales, según datos del Instituto Robert Koch de virología. El jueves de la semana pasada, las nuevas infecciones sumaron 10.237 y las muertes ascendieron a 666.

La incidencia acumulada en siete días subió incluso ligeramente en el conjunto de Alemania hasta 57,1 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, frente a 57 este jueves, mientras que hace una semana estaba en 64,2. Además, la variante británica de la covid-19, más infecciosa, se ha extendido y representa actualmente ya más del 22 % de las infecciones, frente a poco menos del 6 % hace dos semanas.

Por ello, el Gobierno alemán estudia con cautela los pasos para salir de manera gradual del parón de la vida pública vigente hasta el próximo 7 de marzo, mientras mantiene los controles fronterizos con República Checa y el Tirol austríaco.

Etiquetas