Actualidad

ENCARCELAMIENTO DE HASEL

Los disturbios de Cataluña se saldan con 38 detenidos

Los empresarios y también Illa reclaman al Govern que condene los actos

Los disturbios de Cataluña se saldan con 38 detenidos
Los disturbios de Cataluña se saldan con 38 detenidos
EFE

MADRID.- Un total de 101 personas han sido detenidas, de las que hasta el momento solo una ha ingresado en prisión, y 82 mossos han resultado heridos, casi todos de carácter leve, en las cinco noches de disturbios vividas en Cataluña tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, según fuentes de la policía catalana.

La noche de este martes, la primera en la que se produjeron disturbios en Cataluña, la policía catalana detuvo a 18 personas, mientras que al día siguiente la cifra subió a 33.

En los disturbios de este miércoles fueron arrestadas ocho personas, y en la de este jueves, la menos virulenta, otras cuatro.

Este sábado por la noche se registraron los incidentes más importantes hasta ahora por el encarcelamiento de Hasél, y los agentes detuvieron a 38 personas, 15 de ellas menores.

En la arena política, el líder del PP, Pablo Casado, volvió a poner en la diana a Podemos y pidió de nuevo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cese a los ministros que justifican la "kale borroka", mientras que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, condenó con rotundidad los actos de vandalismo y violencia.

Los altercados por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél se extendieron este domingo a Bilbao, después de una noche con disturbios en ciudades como Granada y Pamplona, aunque las protestas violentas volvieron a tener su epicentro en Cataluña, donde los Mossos d"Esquadra no ocultan su malestar por las críticas a sus actuaciones.

Este domingo, sus sindicatos se reunieron con el conseller de Interior, Miquel Sàmper, quien destacó tras el encuentro que existe "una voluntad de mejora compartida" y que ambas partes se han trasladado "confianza".

En declaraciones a Rac1, Sàmper afirmó este domingo que, bajo su punto de vista, ha faltado "contundencia" de "todas las fuerzas políticas y sociales" para pedir que las protestas no derivasen en disturbios y ha considerado que lo ocurrido en Cataluña desde el martes "no es derecho de manifestación".

Lo tienen claro la patronal Foment del Treball y la mayoría de asociaciones empresariales de Cataluña, que convocaron un acto en el que criticaron que, desde este martes, la Generalitat no haya condenado la violencia y que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no lo hiciera hasta la medioanoche de este viernes.

NUMEROSOS DAÑOS

Son numerosos los daños en establecimientos, que han sufrido incluso actos de pillaje, y los empresarios catalanes han instado a las autoridades autonómicas y locales a explicitar su apoyo a las fuerzas de seguridad.

Desde este martes han sido quemados o dañados en Barcelona más de 700 contenedores y este sábado por la noche un grupo de encapuchados rompió a pedradas cristales y vidrieras históricas del Palau de la Música, lo que provocó también la condena conjunta del Gran Teatro del Liceu, el Auditori, el Teatre Lliure, el Mercat de les Flors y el Teatre Nacional de Catalunya.

Si en Cataluña muchas miradas se dirigen al Govern, en Madrid, donde este sábado por la noche fueron detenidas cuatro personas por intentar quemar un contenedor tras disolverse una protesta que se había desarrollado pacíficamente, el PP volvió a centrar sus críticas en Podemos, el socio de gobierno de Pedro Sánchez. Para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, Pablo Iglesias "no debería permanecer ni un minuto más" como vicepresidente del Gobierno "por poner en tela de juicio a la democracia española y por jalear y alentar a estos violentos que rompen nuestras calles, rompen nuestra convivencia, saquean y que solamente causan el mal".

La respuesta de Podemos a los ataques fue a través de su Twitter, desde donde acusó al "poder mediático" de poner el foco en los disturbios siempre que se denuncia en las calles "una anormalidad democrática" para que se deje de debatir del problema real "y nada cambie".

"Que no caigamos en esa trampa no nos pone del lado de la violencia, sino del avance democrático", señalaron.

Por su parte, el líder del PSC, Salvador Illa, afeó al Govern "los titubeos" y "el silencio" que mantiene y aseguró que, quienes no defienden a los Mossos, la convivencia y el orden público "están inhabilitados para gobernar". El exministro de Sanidad y candidato del PSC a las pasadas autonómicas condenó el vandalismo" y expresó "el apoyo y reconocimiento explícito, claro y sin fisuras a los Mossos d"Esquadra" y a todos los servidores públicos "que han trabajado para restablecer el orden".

Etiquetas