Actualidad

delito fiscal

Sánchez califica de “incívica” la conducta del rey emérito

“Si ha cometido irresponsabilidades, faltaría más, hay que repararlas”, afirma

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez
EFE

MADRID.-El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó este viernes su “rechazo” ante las prácticas “incívicas” de Juan Carlos I tras conocerse su segunda regularización ante Hacienda, saldada con 4,3 millones de euros, para evitar ser acusado de un delito fiscal. El abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, confirmó el pago de la nueva deuda tributaria por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka, creada por su primo Álvaro de Orleans-Borbón, para el pago de “viajes y servicios” entre 2007 y 2018, entre ellos, vuelos en jets privados.

Es la segunda declaración complementaria que presenta don Juan Carlos sin requerimiento previo de Hacienda, tras la que hizo en diciembre por 678.393 euros. En esta ocasión, la deuda la ha saldado con dinero prestado por amigos y empresarios, según algunas informaciones, aunque el abogado no lo ha aclarado en el comunicado. La nueva regularización tributaria elevaría a más de 7 millones de euros los pagos en especie sujetos a tributación del IRPF que no han sido declarados, según la estimación del sindicato de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Para Sánchez, el comportamiento del rey emérito, sobre el que la Fiscalía del Tribunal Supremo tiene abiertas tres investigaciones, suscita “perturbación e incomodidad”.

“Si ha cometido irresponsabilidades en las obligaciones fiscales, faltaría más, hay que repararlas”, aseguró el jefe del Ejecutivo en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa.

Con la misma “rotundidad”, Sánchez ha desligado a Felipe VI de la conducta de Juan Carlos I, al elogiar que la Casa Real haya marcado “un antes y un después sobre transparencia y el buen uso de los recursos públicos” y que lo que está en cuestión no es la institución, sino una persona concreta. En un acto con empresas, Felipe VI ha eludió hacer comentarios sobre su padre, al que elogió el pasado martes en el Congreso por su “firmeza y autoridad” para frenar la intentona golpista del 23F.

“Si ha cometido irresponsabilidades en las obligaciones fiscales, faltaría más, hay que repararlas”

Desde que el rey emérito se marchó de España el pasado 3 de agosto por el escándalo de sus presuntos negocios ocultos en el extranjero, don Felipe no ha hecho mención expresa a este asunto, aunque en el discurso de Nochebuena afirmó que “los principios morales y éticos están por encima de cualquier consideración, incluso de las personales o familiares”.

Al Rey le acompañó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió la necesidad de que las instituciones públicas actúen con “ejemplaridad”. La nueva regularización de don Juan Carlos dio alas al vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, para criticar a la Corona y justificar el por qué no aplaudió a Felipe VI en el acto del 40 aniversario del 23F. “La pregunta no debería ser por qué nosotros no aplaudimos ciertas cosas, sino por qué aplauden los demás”, dijo Iglesias en un tuit.

Lluvia de críticas

En una entrevista con La Sexta antes de conocerse la nueva polémica del rey emérito, el exjefe del Gobierno José María Aznar también le cuestionó. “¿Cómo se rompen las sociedades? Pues deslegitimando a las instituciones, y si el que representa a la institución no cree en la institución ¿por qué van a creer los demás?”, reflexionó Aznar.

A juicio de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, don Juan Carlos ha hecho cosas “absolutamente decepcionantes” para “millones de españoles”. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en cambio, hizo hincapié en que ella siempre va a destacar “lo mismo” del rey Juan Carlos, que es “su aportación al legado y a la historia de España”. 

Etiquetas