Actualidad

CRISIS económica

El alza de los embargos empaña el desplome de los desahucios

Cayeron cerca de un 46 % hasta los 29.406, el mínimo de la serie que data de 2013 

Los desahucios ejecutados bajaron un 15 % el año pasado
Concentración contra los desahucios.
EFE

El parón de la actividad judicial por la pandemia y la decisión del Gobierno de suspender los desahucios durante el estado de alarma provocaron el desplome de estos procedimientos en 2020, cuando cayeron cerca de un 46 % hasta los 29.406, mínimos de la serie histórica, que data de 2013.

Este retroceso contrasta, sin embargo, con la evolución al alza en el número de ejecuciones hipotecarias o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de un crédito, que ha repuntado por primera vez desde 2012 (un 17,5 % hasta los 20.460), si bien los registros se encuentran aún muy por debajo de los de aquella época.

Los datos publicados este jueves por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) evidencian el efecto de algunas de las medidas económicas y sociales puestas en marcha por el Gobierno con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus. De todas ellas, la suspensión de los lanzamientos hipotecarios o desahucios durante el estado de alarma ha sido, quizás, aquella que más ha incidido en las cifras de este último informe sobre los efectos de la crisis en los órganos judiciales.

Una tendencia que previsiblemente se mantendrá en los próximos meses, teniendo en cuenta que el pasado diciembre el Ejecutivo dio luz verde a no ejecutar los procedimientos vinculados al impago del alquiler a las familias vulnerables sin alternativa habitacional hasta el fin del estado de alarma (el 9 de mayo). Dicha medida, incluía la suspensión de los desahucios de ocupantes sin contrato de viviendas vacías de grandes tenedores o propietarios de más de diez inmuebles.

A pesar de la notable caída, estos lanzamientos, vinculados al alquiler, se consolidan un año más como los más frecuentes, y en 2020 supusieron el 72 % del total (21.145), aunque experimentaron una bajada del 42 % respecto al año anterior. Otros 6.915 procedieron de ejecuciones hipotecarias o embargos, un 51,3 % menos que en 2019.

El informe advierte, en cambio, del aumento de los embargos, que en 2020 avanzaron un 17,5 % respecto al ejercicio anterior, la primera subida desde 2012. Con todo, los 20.460 procedimientos del último año se sitúan lejos de los 93.636, niveles máximos alcanzados hace una década.

Apartado especial dedica el CGPJ a las demandas por despido presentadas en los juzgados de lo Social, que aumentaron en este periodo un 7,7 % hasta las 129.287, la mayor cifra de los siete últimos años. Tal como se desprende del informe, este número lleva registrando incrementos interanuales desde 2016; sin embargo, en 2020 su ritmo se ha moderado respecto al 11,9 % que subió el año anterior.

Etiquetas