Actualidad

8M

Las mujeres celebran pequeñas marchas y una huelga en Francia

Los colectivos denuncian un aumento de la violencia machista, sobrecarga laboral y un retroceso en los derechos

Paris (France), 08/03/2021.- Protesters and activists march during the International Women's Day in Paris, France, 08 March 2021. International Women's Day (IWD) is a global day that celebrates women's achievements in socially, economically, culturally and politically and also an invitation for all elements of society to accelerate gender equality. (Protestas, Francia) EFE/EPA/IAN LANGSDON International Women's Day demonstration in Paris
Activistas francesas, en un acto celebrado este lunes en París.
Ian Langsdon (Efe)

La llegada del coronavirus, hace más de un año, se ha traducido en un duro aumento de la violencia machista, de la sobrecarga laboral y en un retroceso de los derechos de las mujeres, una situación que este lunes denunciaron los colectivos feministas en el Día de la Mujer más virtual de la historia, ya que la pandemia impidió grandes concentraciones.

En esta ocasión, en la que ellas tenían redoblados motivos para protestar, se intentaron evitar que aumentaran los contagios en reuniones multitudinarias, tras las polémicas suscitadas el 8 de marzo del pasado año, apenas unos días antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la crisis sanitaria.

Conferencias, exposiciones, películas, debates y conciertos en las redes para celebrar a las mujeres fueron la tónica de la jornada en la mayor parte del mundo, aunque en algunos países se han atrevido a salir a las calles.

En los países de Europa, la mayoría de los actos convocados en el Día de la Mujer fueron virtuales con algunas pequeñas movilizaciones, como en el caso de Portugal, Italia, Francia o Ucrania, exigiéndose las medidas de seguridad de distancia y mascarillas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, se unieron en el Parlamento Europeo para alertar de que el mundo aún no es un lugar justo para las mujeres, una desigualdad que ha agravado la crisis del coronavirus. “Dicho simplemente, nuestro mundo no funciona como debería para las mujeres”, resumió Harris en una intervención grabada en vídeo ante la Eurocámara, donde alertó sobre el impacto del coronavirus en el acceso de las mujeres a la sanidad, su estabilidad económica y su integridad física.

Los colectivos feministas franceses y los principales sindicatos convocaron una huelga nacional con dos reivindicaciones concretas: regularizar a las mujeres sin papeles y dar más medios a las trabajadoras sanitarias, en primera línea de la crisis del coronavirus. Pese a las restricciones, se organizaron marchas en París, Burdeos, Marsella, Lyon y Rennes.

En Italia, miles de mujeres marcharon por distintas ciudades para pedir la igualdad real entre hombres y mujeres, y lo hicieron con mascarillas para evitar los contagios por coronavirus.

En Turquía, las asociaciones feministas convocaron protestas en decenas de ciudades bajo el lema “Trabajo seguro, vida sin violencia, lucha colectiva”, pese a las restricciones.

En Pakistán, miles de mujeres se manifestaron en actos festivos en los que reclamaron sus derechos, a pesar de las ya tradicionales amenazas de los más conservadores. 

Etiquetas