Actualidad

POLÍTICA NACIONAL

Inés Arrimadas parchea la crisis restando poder a los estrategas

Carlos Cuadrado y José María Espejo siguen en el equipo, pero no contó con Toni Cantó, que lo deja todo

Inés Arrimadas.
Inés Arrimadas.
EFE

Inés Arrimadas trató este lunes de zanjar la crisis del partido, reconociendo errores, sobre todo en las comunicación del motivo de la moción con el PSOE en Murcia, ampliando la dirección y restando poder a quienes pilotaban la estrategia, pero no contó con Toní Cantó, que lo deja todo.

Algunos dirigentes naranjas esperaban que Carlos Cuadrado y José María Espejo fueran apartados del todo, pero se han contentado con que tengan menos poder, aunque sigan en el equipo. Cuadrado, volviéndose a hacer cargo de las finanzas del partido, y Espejo, que se mantiene como secretario general del grupo parlamentario.

Es lo que piensan algunos de los nuevos miembros de la Ejecutiva, como Juan Marín, vicepresidente de Andalucía, “muy satisfecho” porque se hizo autocrítica y salieron “reforzados” o de Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, también contenta por la ampliación del “núcleo de poder” y porque tanto Cuadrado como Espejo hayan asumido responsabilidades.

Cantó sí que no se contentó con estos cambios y decidió marcharse y algunos piensan, incluido el nuevo portavoz del partido, Edmundo Bal, que es cuestión de tiempo que acabe en el PP, siguiendo el mismo camino que ha tomado el que fuera secretario de Organización con Albert Rivera, Fran Hervías, hasta ahora senador, en el marco de esta operación de los populares para captar a cargos de Ciudadanos.

La marcha de Hervías pese a la traición que supone irse al PP ha sido en parte un respiro para Ciudadanos, según han reconocido a Efe varios miembros de la ejecutiva, por ser una persona que maniobraba desde hacía tiempo en contra de los intereses naranjas, pero la salida de Cantó ha dejado un poso muy amargo, aunque tampoco les ha cogido de sorpresa.

Llevaba tiempo “desconectado” del proyecto, aseguran algunos, que le reprochan que haya presentado su dimisión a los medios de comunicación, en lugar de haberlo hecho dentro de la ejecutiva, donde según Bal, no quiso debatir sino imponer sus ideas. Cantó, que abandonó la extinta UPYD para militar en Cs, deja ahora la Ejecutiva y su acta en les Corts después de rechazar la oferta de incorporarse a la nueva dirección.

Etiquetas