Actualidad

LA ENTREVISTA

Carlos Forcadell: “La obra de Costa no se entiende sin su proyección política tardía”

El catedrático de Historia Contemporánea ofreció este martes una charla sobre Joaquín Costa

Carlos Forcadell
Carlos Forcadell
D.A.

El catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza y director de la Institución Fernando el Católico, Carlos Forcadell, impartió este martes una conferencia online, enmarcada en el ciclo de profesores eméritos, Joaquín Costa: de la escritura a la política.

Forcadell insistió en la necesidad de entender a Costa en su momento histórico porque “su biografía ilumina su época y era habitual en ese momento, en Europa, que los escritores llegaran a la política” y explicó que “su obra no se entiende sin su proyección política tardía puesto que están estrechamente relacionadas”, hasta el punto, comentó, de que “un mitin en Barbastro consiste básicamente en un capítulo de su libro sobre Política Hidráulica”. También reiteró el requisito de no separar su vida pública de la privada para descifrar su obra pero “su vida privada es algo bastante oculto”.

En este sentido, advirtió el profesor emérito de que las posibles frustraciones de Costa son parte de su obra, “el primer hito que le marcó fue que sintió que le habían arrebatado a su novia de Huesca, puesto que los padres de ésta, carlistas, no les dejaban verse y ella terminó casada con Lucas Mallada”, también se sabe que “tuvo una hija, en 1883, con la barbastrense Pilar Palacín que fue un enigma que nubla el conocimiento de Costa”, añadió. Por otro lado, Costa se presentó a unas oposiciones oposiciones en la Universidad Central y “consideró que se había cometido una injusticia, aunque la plaza la sacó Menéndez Pelayo”. Demostró Forcadell que un cuarto revés sería su breve paso por la política con su fracaso electoral en Barbastro y “la imposibilidad, posterior, de crear y liderar un partido nacional”.

El catedrático puso sobre la mesa el contraste entre la enorme fama en su época y el olvido en el que cayó este altoaragonés a pesar de haber sido admirado por Unamuno o Galdós. “Una muestra de su olvido, -dijo-, es que este año Aragón conmemora el 275 aniversario del nacimiento de Goya y, sin embargo, no el de Costa, que nació justo cien años después”.

Apostó el profesor por reconstruir la obra de Costa “que tiene una unidad interna de la que ni él mismo era consciente” y defendió que “era un liberal que veía lejana la democracia cuando el 63 % de la población era analfabeta”.

Etiquetas