Actualidad

REFORMA DEL CGPJ

El Gobierno echa atrás la reforma que rebajaba las mayorías para elegir al CGPJ

La modificación de la normativa había causado inquietud en Europa, que pidió retirarla

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, este martes en Pamplona en una jornada del Colegio de Abogados.
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, este martes en Pamplona en una jornada del Colegio de Abogados.
Eduardo Sanz/ E.Press

El Gobierno retirará la reforma registrada en el Congreso para rebajar las mayorías exigidas para elegir al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una iniciativa que podría haber dejado al PP fuera de la renovación del órgano de gobierno de los jueces. El año pasado, después de que el Consejo de Europa y la Comisión Europea advirtieran al Ejecutivo de que iban a vigilar de cerca esa reforma, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, decidió dejarla en suspenso y este lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, prometió a la vicepresidenta de la Comisión Europea para Valores y Transparencia, Vera Jourová, que la retirarían.

Tras la reunión del Consejo de Ministros, Campo anunció este martes que el Gobierno va a pedir esa retirada al PSOE y Unidas Podemos, que fueron quienes las registraron, y advirtió de que a los “populares” se les han acabado las “excusas” para no sentarse a negociar la renovación de un órgano que lleva ya más de dos años en funciones.

“Renovaremos los órganos constitucionales cuando Sánchez acepte reforzar la independencia judicial y respetar la separación de poderes”, respondió a través de Twitter el líder del PP, Pablo Casado, quien culpó al PSOE de ser “el que bloquea y degrada las instituciones”. 

La iniciativa, que habría permitido elegir a los nuevos vocales del CGPJ con mayoría absoluta del Parlamento, frente a los tres quintos exigidos ahora, suscitó recelos desde un primer momento en Bruselas y la vicepresidenta de la Comisión Europea le reiteró a Campo que esperaba su retirada.

Jourová sí consideró acorde con el Estado de derecho la reforma que impulsaron después el PSOE y Podemos -y que ya está en vigor- para impedir que el CGPJ haga nombramientos mientras esté en funciones, iniciativa planteada también con el objetivo de forzar al PP a negociar si no quiere que muchos cargos judiciales pueden quedar indefinidamente vacantes.

Campo no respondió cuando se le preguntó si el Gobierno está dispuesto a retirar la candidatura del juez José Ricardo de Prada. Los populares se levantaron en febrero de la mesa de negociación por ese nombre, ya que lo consideran una propuesta de Podemos que no desean negociar.

“En rebeldía”

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (Podemos) acusó al PP de estar “en rebeldía con el cumplimiento de la Constitución” y se mostró convencida de que si fuera el Gobierno el que bloqueara la renovación “sería un auténtico escándalo democrático”. En un primer momento, el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, señaló que desconocía el anuncio del ministro de Justicia e indicó que no estaba de acuerdo en retirar la reforma hasta que no hubiera una propuesta alternativa, pero después señaló que había sido un malentendido y recordó que la iniciativa llevaba ya meses congelada.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, aplaudió que el Gobierno se haya echado atrás “con la infamia de la reforma del CGPJ” y recordó que ella se entrevistó con la vicepresidenta de la CE por este asunto.

Etiquetas