Actualidad

CANDIDATO A LA CANCILLERÍA

Laschet liderará en la era post-Merkel

El centrista logró contener el ímpetu del derechista Söder y conseguir así liderar el bloque conservador en la nueva etapa

Armin Laschet en una comparecencia atendiendo a los medios durante el día de ayer.
Armin Laschet en una comparecencia atendiendo a los medios durante el día de ayer.
Sean Gallup / Efe

El centrista Armin Laschet liderará el bloque conservador de la era post-Angela Merkel, tras contener a duras penas el ímpetu del derechista Markus Söder y lograr su designación como candidato a la Cancillería en las próximas elecciones generales.

“Con el fin del mandato de Merkel se abren nuevos tiempos. Y nuestra tarea será organizarlos”, afirmó Laschet, entre pronunciamientos de lealtad europeísta y advertencias contra las corrientes populistas. Fue una comparecencia breve, dos horas después de renunciar Söder a luchar por ese liderazgo.

El líder bávaro acató así el voto de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que la madrugada anterior, tras una dramática sesión de su junta federal, ratificó su apoyo a Laschet.

Que la CDU, el partido que preside desde enero, apoyara a Laschet no debería ser noticia. Pero en el pulso mantenido entre el líder del partido matriz y el de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) se escaparon bastantes votos para Söder procedentes de la CDU. Supuestamente, esos apoyos proceden del nerviosismo que se ha apoderado de los conservadores. A la CDU/CSU la sitúan los sondeos cinco puntos por encima de sus perseguidores, los Verdes. Y todos los sondeos coincidían en que Söder supera en popularidad a Laschet.

El líder bávaro trató de hacer valer esa teórica superioridad de los sondeos ante las urnas. Pero Laschet logró recuperar las riendas y hacer que el voto recayera en los mandos del partido, no en la demoscopia.

Söder renunció, aunque salió de la disputa etiquetado como “el candidato de los corazones”, como le denominó el secretario general de la CSU, Markus Blume. El líder bávaro agradeció a “los muchos diputados” de la CDU y representantes de los “Länder” que estos días tuvieron la “valentía” de apoyarle.

En la frase había un tono de desafío persistente, con el que tendrá que vivir Laschet, gane o no las elecciones del 26 de septiembre. Por el momento, se ha evitado un giro a la derecha del partido dominante .

Etiquetas