Actualidad

MEDIO AMBIENTE

El coronavirus dispara a 130.221 las infracciones por residuos sanitarios

El Seprona registró 4.234 delitos contra el medio ambiente durante el año pasado

El Seprona investigó en 2020 más de 130.000 infracciones higiénico-sanitarias.
El Seprona investigó en 2020 más de 130.000 infracciones higiénico-sanitarias.
Guardia Civil

La Guardia Civil registró en 2020 un total de 130.221 infracciones relacionadas con residuos sanitarios, sobre todo guantes y mascarillas para protegerse frente a la covid-19, lo que supone la novedad en el balance anual de actuaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de este Cuerpo.

El Seprona registró 4.234 delitos contra el medio ambiente, detuvo o investigó a 3.957 personas y tramitó 233.000 infracciones administrativas.

En el balance de ese ejercicio destacan especialmente las infracciones a la normativa sobre sanidad pública por residuos relacionados con la protección frente al coronavirus.

La Guardia Civil advierte de que la mala gestión de los guantes y las mascarillas usados está incrementando la presencia de residuos plásticos en ríos y mares, una problemática cuyo impacto ambiental ya se estaba intentando reducir dada la contaminación y el daño que provoca en los ecosistemas.

A raíz de la declaración del estado de alarma y de las consecuencias que está teniendo el desarrollo de la pandemia, tanto en las personas como en el medioambiente, el Seprona ha reforzado el control en la gestión de residuos sanitarios peligrosos.

Debido al gran volumen de actuaciones higiénico-sanitarias en el pasado ejercicio se han podido registrar 130.221 infracciones en este ámbito.

El balance del Seprona destaca la participación de la Guardia Civil en la Operación Retrovirus, un proyecto nacido en el seno de Europol para abordar la problemática asociada a la gestión de residuos ligada a la pandemia.

Durante la misma fueron detenidas 53 personas y se llevaron a cabo más de 500 inspecciones en 300 centros vinculados con la gestión de residuos sanitarios, y pese a que la mayoría de ellos cumplía la normativa se detectaron graves irregularidades.

Los delitos que más han aumentado son los relacionados con el maltrato animal, la caza y contra la flora y la fauna. En relación con estas infracciones penales los detenidos por furtivismo, más de 250, aumentaron fruto de distintas operaciones.

En cuanto a las infracciones administrativas destacaron las referidas a vertidos y residuos, con 17.183 denuncias; las actuaciones relacionadas con animales de compañía, 10.459; con sanidad animal, 8.427, y las de aguas, 4.274.

Etiquetas