Actualidad

ELECCIONES COMUNIDAD DE MADRID

La campaña se polariza más y ahora pide elegir entre fascismo o democracia

La primera semana de campaña de las elecciones autonómicas se cierra con la resaca del debate suspendido este viernes

Madrid celebrará nuevas elecciones el 10 de noviembre si no hay investidura
Isabel Díaz Ayuso candidata a presidenta de la comunidad de Madrid por el PP.
EFE

Un día después del encontronazo entre los candidatos de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y Vox, Rocío Monasterio, por las amenazas recibidas por el primero, la campaña electoral madrileña se ha polarizado aún más, con mensajes mucho más ideológicos que propositivos y con la disyuntiva entre "fascismo" o "democracia".

La primera semana de campaña de las elecciones autonómicas se cierra con la resaca del debate suspendido este viernes en la Cadena Ser, después de que Pablo Iglesias lo abandonase cuando Monasterio se negó a retirar sus dudas sobre las cartas amenazantes con casquillos de bala recibidas por el exvicepresidente, por el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

El propio Marlaska entraba en campaña este sábado, asegurando en un mitin del PSOE en Vallecas que no se puede actuar con equidistancia ante el discurso "ruin y cobarde del señalamiento" y el odio, una situación ante la que ha dicho "no caben las medias tintas".

Según Marlaska, el discurso del odio recuerda a "otros fascismos y a otro tiempo que este Estado de derecho recuperó y derrotó", por lo que ha pedido el voto para el PSOE en Madrid.

La otra amenazada, María Gámez, ha señalado que lo que se necesitan son "palabras y no balas", y ha recordado a la derecha que el significado de la palabra libertad "no es hacer lo que a cada uno le convenga, sino no tener miedo".

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, ha planteado que la campaña electoral ha tomado un "nuevo rumbo" que va contra "el fascismo", y ha recalcado que el próximo 4 de mayo lo que se decide en las urnas es la "democracia frente a la ultraderecha".

Gabilondo ha insistido en que quienes no condenen explícitamente la violencia, en referencia a PP y Vox, deben "ser vencidos en las urnas" y que estas elecciones "no solo van de Madrid, van de democracia" porque ante amenazas de muerte "no vale la equidistancia".

También ha censurado la "equidistancia" la candidata de Más Madrid, Mónica García, que ve "aberrante" que la presidenta regional y candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, calle ante la "mezquindad" del discurso de Vox.

Etiquetas