Actualidad

DATOS ECONÓMICOS

CaixaBank ganó 514 millones hasta marzo sin los impactos de la fusión

El resultado atribuido es de 4.786 millones con los impactos asociados a la integración

Oficina de Caixabank en Huesca
Oficina de Caixabank en Huesca
Caixabank

CaixaBank obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio atribuido, sin incorporar extraordinarios asociados a la fusión con Bankia, de 514 millones de euros, frente a los 90 millones del año anterior y afectados por las provisiones constituidas para anticiparse a impactos futuros asociados al Covid-19.

El resultado atribuido del primer trimestre se sitúa en 4.786 millones de euros una vez incorporados los impactos extraordinarios asociados a la fusión, al generarse un fondo de comercio negativo --badwill-- de 4.300 millones de euros, ha comunicado CaixaBank este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos 'core' de la entidad bancaria --sin integrar la actividad de Bankia-- se sitúan en 2.066 millones hasta marzo (+1%) y el margen de intereses se reduce hasta los 1.191 millones, un 0,7% menos interanual, aunque se ve compensada por los ingresos por contratos de seguros (+9,3%), los resultados asociados a participadas aseguradoras (+39,2%) y el crecimiento de las comisiones (+0,2%).

El fondo de comercio negativo es fruto de descontar del patrimonio neto de Bankia (13.088 millones) el precio de adquisición pagado por CaixaBank (5.314 millones) y una serie de ajustes contables al poner a valor razonable diferentes activos y pasivos (3.474 millones).

Del resultado de 514 millones de euros, 444 corresponden a la actividad bancaria y de seguros, 58 proceden de la entidad portuguesa BPI, y 12, de participaciones. 

Ingresos y gastos

La entidad registró un margen bruto de 2.063 millones de euros hasta marzo (+4%) por la mejora de los resultados de operaciones financieras, que alcanzan 42 millones.

Los ingresos de la cartera de participadas crecen un 34,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta 77 millones de euros, esencialmente por la mejora del resultado atribuido de SegurCaixa Adeslas.

Los gastos de administración y amortización recurrentes se reducen un 3,3% en tasa interanual, hasta 1.149 millones, una caída que se debe a los ahorros asociados a las prejubilaciones de 2020, a la gestión de la base de costes y a menores gastos incurridos en el contexto de la Covid-19 --y ha registrado de enero a marzo gastos extraordinarios asociados a la integración de Bankia por importe de 40 millones.

Sin tener en cuenta el impacto de los extraordinarios de integración, el ratio de eficiencia del Grupo se ha situado en el 53,5% y la rentabilidad (ROTE) ha alcanzado el 8%.

Etiquetas