Actualidad

OFENSIVA BÉLICA

El enviado de EE. UU. llega a Israel tras un nuevo día sin tregua

Hady Amr acude enviado por el presidente Biden para intentar contener la escalada bélica

Los palestinos trasladan un cadáver, en medio del dolor.
Los palestinos trasladan un cadáver, en medio del dolor.
Efe

Israel y las milicias palestinas de Gaza no se dieron tregua este viernes, aunque rebajaron la intensidad de sus enfrentamientos durante el día, que terminó con la llegada a la región de otro mediador, esta vez Hady Amr, enviado del presidente estadounidense, Joe Biden, para intentar contener la escalada bélica.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo este viernes que la ofensiva “no ha terminado todavía”, una vez que se conoció el rechazo de Israel al alto el fuego propuesto por Egipto.

Amr, cuyo cargo es subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado de Estados Unidos, llegó este viernes a Tel Aviv con intención de mediar, aunque no tiene interlocución directa con el grupo islamista palestino Hamás, que gobierna de facto Gaza desde 2007 y al que Washington considera organización terrorista.

Gaza vivió la madrugada del viernes una de sus peores noches. El bloqueado y castigado enclave palestino recibió una oleada de más de 50 bombardeos en cuarenta minutos, desde aire y tierra, y que elevó los muertos en el enclave a al menos 122, entre ellos, 31 niños.

Israel ataco este viernes túneles subterráneos y edificios donde asegura que se protegen los líderes de las milicias islamistas de Hamás y Yihad Islámica, que el pasado día 10 iniciaron un masivo lanzamiento de cohetes hacia territorio israelí que causó la muerte de nueve personas, dos de ellas cuando corrían a protegerse en los refugios. Hasta ahora, el Ejército israelí dice haber matado a más de 30 milicianos.

La franja amaneció con más destrucción en este segundo día de Eid al Fitr, festividad que sigue al final del mes de ayuno musulmán del Ramadán, con las calles completamente vacías y mercados, tiendas, centros comerciales, restaurantes y cafés, cerrados.

Los intermitentes disparos desde Gaza hicieron este viernes saltar las alarmas antiaéreas principalmente en las comunidades israelíes colindantes y evitaron las principales ciudades del país.

El Ejército israelí atacó también fábricas de armas, túneles en los que se almacenaba equipamiento militar y docenas de lo que describió como “fuerzas navales” de Hamás.

Según la Embajada estadounidense en Jerusalén, Amr llegó a la Tel Aviv para “reforzar la necesidad de trabajar hacia una calma sostenible, reconociendo el derecho de Israel a la autodefensa” y añadió que “israelíes y palestinos merecen iguales medidas de libertad, seguridad, dignidad y prosperidad”.

Este viernes se supo que Israel rechazó la propuesta que le presentó la delegación egipcia  en Tel Aviv y después de haberse reunido la víspera con Hamás en el enclave.

El Ejército israelí insistió este viernes en que “tiene intención” de llevar a cabo una ofensiva terrestre. 

Etiquetas