Actualidad

DATOS ECONÓMICOS

La energía eleva la inflación al 2,2 % en abril, la tasa más alta desde 2018

El encarecimiento de la electricidad y los carburantes aceleraron la subida

Tormenta perfecta en el precio de la luz, que sube un 75 % en 15 días
La electricidad se encareció en abril un 36,9 %
E.P.

El encarecimiento de la electricidad y los carburantes aceleraron la inflación hasta el 2,2 % en abril en términos interanuales, 0,9 puntos más que en marzo y la tasa más alta desde octubre de 2018. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer el índice de precios de consumo (IPC) de abril, que confirma el dato avanzado hace dos semanas y que está íntimamente ligado a la evolución de los precios de la energía.

De hecho, la inflación subyacente -que no tiene en cuenta los precios de la energía ni los alimentos no elaborados- quedó en cero, tres décimas por debajo de la de marzo y más de dos puntos por debajo del IPC general, la mayor diferencia entre ambos índices desde agosto de 1986.

La electricidad se encareció en abril un 36,9 %, lo que elevó al 10 % la inflación del grupo de vivienda -casi seis puntos más que en marzo-, un repunte al que también contribuyó que el gasóleo para calefacción se abarató menos que en 2020. El desglose de los datos revela que los combustibles líquidos se encarecieron un 31,4 % con respecto a abril de 2020; la gasolina, un 20,2 %, y el gasóleo, un 16,5 %. 

Etiquetas