Actualidad

CORONAVIRUS

Atascos y playas concurridas el primer fin de semana sin alarma

La incidencia acumulada sigue bajando, según los datos de las comunidades

Numerosas personas disfrutan de la playa en Carihuela de Torremolinos, Andalucía, en el día de ayer.
Numerosas personas disfrutan de la playa en Carihuela de Torremolinos, Andalucía, este sábado.
Efe

El arranque del primer fin de semana sin restricciones a la movilidad dejó este sábado  imágenes de cierta normalidad previa a la pandemia con complicaciones en el tráfico, especialmente en las salidas de Madrid, playas concurridas y reencuentros familiares.

Mientras, los datos facilitados este sábado sobre la evolución de la pandemia por las distintas autoridades sanitarias de las comunidades autónomas -el Ministerio de Sanidad no ofrece datos los fines de semana- siguen reflejando una tendencia generalizada de descenso en la incidencia acumulada.

Tras una madrugada de este sábado sin grandes incidentes ni aglomeraciones como las registradas el pasado día 9, la mañana arrancó este sábado en Madrid -donde es festivo local por San Isidro- con complicaciones prácticamente en todas las salidas, especialmente las autovías de Burgos (A-1), Valencia (A-3) y Extremadura (A-5).

Una situación atípica en los últimos meses al igual que la de las playas, en especial las de la costa mediterránea, que comenzaron a registrar la llegada de los bañistas con ganas de disfrutar del mar tras meses sin poder hacerlo.

Es lo que ocurrió, por ejemplo, en Murcia y la Comunidad Valenciana donde muchos llegaron el pasado viernes, cuando ya se registraron aumentos en los desplazamientos de hasta el 53 % entre las tres y las siete de la tarde respecto a la misma franja horaria de la semana anterior. “Desde que nos cerraron... trabajando sin parar y ahora tenemos unos ahorros y tenemos tiempo, sobre todo, viernes, sábado y domingo que venimos”, dijo a Efe un turista.

Precisamente será esta recuperación de la movilidad nacional la que empiece a dar un poco de oxígeno al castigado sector turístico, mientras las autoridades insisten en la necesidad de mantener las medidas en paralelo al avance de la vacunación y la inmunidad de grupo.

En cuanto a los datos de evolución de la pandemia, las comunidades facilitaron balances de mejora, especialmente en la evolución de la tasa de incidencia acumulada, aunque con algunas excepciones.

Así, la Comunidad de Madrid comunicó que ha bajado la incidencia acumulada por debajo del riesgo extremo de los 250 casos por cada cien mil habitantes, algo que no sucedía desde finales del pasado mes de marzo.

En Andalucía, la tasa de incidencia también recuperó su línea descendente, al situarse en 165,9 por cada cien mil habitantes, 5,6 puntos menos que la víspera. En Cataluña se notificó en las últimas 24 horas la muerte de una persona y 1.030 contagiados, en una evolución a la baja que confirman otros datos epidemiológicos, como el riesgo de rebrote, que se sitúa en 167, trece puntos menor que este viernes. 

Etiquetas