Actualidad

Realinamiento global

BID anima a España a jugar un papel ‘más grande e importante’

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo ve una ocasión “histórica”

Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
E.P.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, ha señalado que España debe tener un papel “más grande y más importante” en el organismo multilateral, constituyéndose como “la puerta de Europa a América Latina y el Caribe”.

En una entrevista con Europa Press, Claver-Carone ha explicado España entró en el BID en la década de 1960 y actualmente su participación en la institución apenas alcanza el 2%. “España ahora es una democracia y una región avanzada, por lo que su papel en el BID debería avanzar hacia un papel más grande y más importante”, ha apostillado.

En este sentido, el país “debe jugar un papel primordial” en la recuperación latinoamericana. Claver-Carone considera que esta deber ser liderada por el sector privado y España “está en una posición privilegiada, ya que conoce el terreno y las oportunidades”.

“Tenemos una oportunidad histórica para crear una alianza entre el BID y el sector privado de España para poder apoyar las inversiones de la región”, ha resaltado Claver-Carone.

En esta línea, Claver-Carone ha mandado un mensaje de advertencia, ya que si España, Estados Unidos u otros socios preferenciales no aprovechan las oportunidades, siempre estará China para “buscar los vacíos creados”.

La pandemia, al margen de los devastadores efectos económicos y sociales, también ha supuesto la apertura de oportunidades comerciales para las economías latinoamericanas, especialmente en el terreno de las cadenas globales de valor.

Claver-Carone ha indicado que Latinoamérica “debe ser la región del mundo que más se beneficie de este realinamiento global” que las empresas norteamericanas están acometiendo tras la epidemia. Tal es así, que más del 30 % de empresas americanas que tienen sus líneas de abastecimiento en China están pensando en mover o ya han desplazado sus cadenas de valor. “Esto es una oportunidad única para la región”, ha añadido.

El presidente del BID ha señalado que además este realinamiento puede implicar verdaderos avances en las relaciones comerciales dentro de la región, las cuales actualmente se encuentran en niveles muy inferiores de los observados en Europa.

De hecho, si en Europa el comercio intrarregional supone el 60 % del total, en América Latina y El Caribe apenas alcanza el 15 %. Esto se debe, entre otros factores, a la complejidad y el número de tratados de libre comercio que existen en la zona, los cuales, según Claver-Carone, están costando 20.000 millones de dólares anuales a la región.

Etiquetas