Actualidad

Cataluña

ERC y JxCat se prometen lealtad tras una negociación agónica

Tres meses después de las elecciones, ambos partidos evitan volver a las urnas

Pere Aragonès.
Pere Aragonès.
E. PRESS

Tres meses y tres días después de las elecciones del 14F y tras una negociación agónica que la semana pasada parecía conducir al abismo de una repetición electoral, ERC y JxCat desencallaron finalmente un acuerdo para formar un nuevo Govern de coalición y se prometieron “lealtad mutua”.

Conscientes de que su imagen de cohesión interna ha quedado aún más deteriorada tras su último pulso negociador, el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, y el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, quisieron transmitir unidad y se comprometieron a trabajar para avanzar hacia la independencia.

Han sido ellos dos quienes, en dos maratonianas reuniones discretas mantenidas este fin de semana, consiguieron desbloquear el acuerdo, que entierra la idea de ERC de gobernar en solitario.

Aragonès -que salvo sorpresas de última hora será investido esta misma semana- presidirá un Govern de coalición con 14 departamentos -uno más que hasta ahora-, repartido al 50 por ciento entre ERC y JxCat.

ERC liderará la conselleria de la Presidencia, con atribuciones en Función Pública y una oficina para el plan piloto para una Renta Básica, un macrodepartamento para el que se perfila Laura Vilagrà.

Los republicanos también se harán cargo, por primera vez, de Interior, retendrán Educación, asumirán Empresa y Trabajo, también Cultura, encabezarán Acción Climática, Agricultura y Alimentación y liderarán una conselleria nueva: Feminismos e Igualdad.

Por su parte, Elsa Artadi aparece desde hace meses como principal candidata a convertirse, por parte de JxCat, en vicepresidenta y consellera de Economía y Hacienda, departamento en el que ya trabajó junto al exconseller Andreu Mas-Colell, en el Govern de Artur Mas.

JxCat asumirá Salud, Acción Exterior y Transparencia, Justicia, Derechos Sociales, así como Investigación y Universidades, además de conservar Políticas Digitales, Infraestructuras y Agenda Urbana.

El acuerdo está pendiente de ser ratificado por las bases de JxCat, en una consulta telemática entre hoy y mañana en la que decidirán si avalan la coalición o permiten un Govern de ERC sola.

Según explicó en rueda de prensa conjunta Aragonès y Sànchez, el acuerdo prevé que ERC, JxCat y la CUP creen un núcleo estratégico, junto con la ANC y Òmnium Cultural, no “tutelado” por el Consejo por la República, el espacio parainstitucional que lidera desde Bélgica el expresident Carles Puigdemont.

Este había sido uno de los principales puntos de discordia que habían impedido hasta ahora desbloquear el acuerdo, ya que JxCat insistía en que este núcleo estratégico unitario quedase bajo la égida del Consejo por la República, mientras que ERC se negaba a aceptar cualquier “tutela” a Pere Aragonès como nuevo president.

Fueron Aragonès y Sànchez quienes, en dos reuniones de larga duración este fin de semana, desbloquearon a solas el acuerdo y quienes este lunes se conjuraron a promover un Govern “fuerte”.

El sábado se reunieron en el Soler de n’Hug, una masía situada en Prats de Lluçanès (Barcelona), propiedad de la familia del dirigente de ERC Isaac Peraire, que curiosamente el domingo informó en un tuit de que “un cortocircuito en un tractor” provocó, un día después de la reunión discreta, un incendio en un cobertizo de esa misma masía.

JxCat asume buena parte de los contenidos del acuerdo que ERC alcanzó a finales de marzo con la CUP y que prevé dar un margen de dos años a la mesa de diálogo con el Estado, antes de evaluar sus resultados, aunque no se detalla ningún plan B independentista.

Este factor ha irritado a los sectores más partidarios de la vía unilateral y, de hecho, el propio expresident Quim Torra mostró su escepticismo en un tuit lacónico: “Sin estrategia independentista se hace difícil gobernar”.

A la espera de que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, abra una ronda de consultas y convoque el pleno de investidura para esta semana, Aragonès espera poder ser investido con los 33 votos de ERC, los 32 de JxCat y los 9 de la CUP.

Etiquetas