Actualidad

CORONAVIRUS

Varias Comunidades se rebelan contra la “nueva normalidad”

Madrid fue la primera en anunciar que no pensaba acatar el acuerdo para seguir aplicando la normativa general

Díaz Ayuso y el presidente castellano-leonés Fernández Mañueco ayer en un acto en Madrid.
Díaz Ayuso y el presidente castellano-leonés Fernández Mañueco este jueves en un acto en Madrid.
E.P.

Los gobiernos de Madrid, País Vasco, Galicia, Castilla y León y Andalucía, se alzaron este jueves contra el Ejecutivo central, y más concretamente contra el Ministerio de Sanidad, por el documento aprobado este miércoles en el Consejo Interterritorial de “nueva normalidad”, el cual han anunciado ya que no acatarán y que mantendrán sus actuales restricciones.

El Consejo aprobó, con rechazo de seis autonomías, el documento de obligado cumplimiento en el que, entre otras medidas, se permite abrir los locales de ocio nocturno hasta las 03.00 horas en aquellos territorios que no tengan riesgo o estén en nivel 1 del ‘semáforo’ de Sanidad.

Madrid, País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía y Murcia votaron en contra y además, tanto Castilla y León como la ciudad autónoma de Melilla, se abstuvieron.

La Comunidad de Madrid fue la primera en anunciar que no pensaba acatar el acuerdo para seguir aplicando la normativa general y así lo reiteró la presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso, que afirmó que el Gobierno de Pedro Sánchez “se las tendrá que apañar” para imponer las medidas.

Madrid está en el nivel 3 de riesgo con una incidencia de 165, más del triple de la del nivel 1, que le permitiría abrir el ocio nocturno; ya no hay zonas de salud confinadas pero mantiene restricciones horarias a la restauración, que puede estar abierta hasta la 1:00, con el aforo limitado al 50 % en el interior y al 75 % en terrazas.

Por su parte, el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, denunció que las modificaciones planteadas por Sanidad suponen una “invasión de competencias” y evidencian “desconcierto absoluto” en la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno central, por lo que aseguró que Euskadi “seguirá su propia hoja de ruta” y mantendrá las medidas actualizadas este lunes por las instituciones vascas.

“Invasión de competencias”

También Andalucía, en boca del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, anunció que no acatará las normas, considerando que se tratan de una “invasión de competencias brutal” por parte del Ministerio de Sanidad.

En el caso de la Junta de Castilla y León, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, anunció que el Ejecutivo regional recurrirá el Plan aprobado en el Consejo Interterritorial de Salud si se llega a publicar en el BOE, al tiempo que aseguró que en la Comunidad no se aplicará porque “vulnera” las competencias autonómicas y es “más restrictivo” que lo marcado en el semáforo.

Galicia, por otra parte, reprochó a su vez al Ejecutivo central que pretenda “limitar ahora el proceso de apertura” de hostelería y ocio nocturno en la desescalada, transcurrido lo peor de la pandemia de coronavirus.

Por ello, la Comunidad seguirá poniendo en práctica su “hoja de ruta” para la desescalada hasta que la asesoría jurídica de la Xunta determine si algunas “partes” del protocolo que el Ministerio de Sanidad presentó este miércoles con normas sobre hostelería y ocio nocturno y eventos multitudinarios para la ‘nueva normalidad’ son de “obligado cumplimiento”. 

Etiquetas