Actualidad

CATALUÑA

Junqueras admite que los indultos pueden "aliviar el conflicto"

El líder de ERC plantea en una misiva que la unilatelaridad "no es viable"

Oriol Junqueras
Oriol Junqueras en el Parlament
Agencia EFE

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha admitido este lunes que los indultos pueden "aliviar el conflicto, paliar el dolor de la represión y el sufrimiento de la sociedad catalana", y ha reiterado que la vía unilateral no es viable ni deseable, tal y como ya había afirmado en septiembre de 2018.

En una carta publicada en el diario Ara y La Sexta, y recogida por Europa Press, ha defendido que la amnistía es la mejor solución, pero que "cualquier gesto en la línea de la desjudicialización del conflicto ayuda a poder recorrer este camino".

Junqueras ha sostenido que la amnistía es su "prioridad para acabar con la apuesta por la persecución judicial", ya que argumenta que no solo se trata de los presos independentistas y los dirigentes en el extranjero, sino que cifra en 3.000 las personas implicadas en causas judiciales relacionadas con el 1-O que deberían recibir esta medida.

La carta redactada de la mano de Junqueras se hace pública a la espera de los indultos que el Gobierno prepara para los presos impulsores del 1-O que se prevén para antes del verano y mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparte un acto en Barcelona con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, tras mantener una conversación telefónica hace tres días.

En la misiva, el líder de ERC también ha sostenido que la mejor vía para la independencia es la escocesa y lograr un referéndum pactado, ya que considera que es la que genera más reconocimiento internacional, a diferencia de la unilateral: "Sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida que, de hecho, nos alejan del objetivo que hay que alcanzar".

Esta tesis ya fue defendida por el dirigente de ERC encarcelado por el referéndum ilegal del 1-O, quien afirmó en septiembre de 2018, desde la cárcel de Lledoners, que no veía "atajos" para lograr la independencia de Cataluña sin que existiera un referéndum acordado con el Gobierno, recalcando que solo había "un camino" y que este pasaba por un acuerdo con el Estado para materializar un referéndum legal. Y en aquel momento también valoraba de forma positiva la actitud de Pedro Sánchez de dialogar como un "indicador de un cambio de voluntad".

Reflexión sobre las fortalezas y debilidades del independentismo

En la carta de hoy, el dirigente republicano ha destacado que, más de tres años después del 1-O, ERC ha hecho reflexión profunda sobre las fortalezas, debilidades, errores y aciertos del independentismo para extraer aprendizajes.

Así, ha apuntado que la reacción del Estado al 1-O se percibió "por gran parte de la sociedad catalana como cada vez menos legítima y alejada de los principios democráticos", pero a la vez ha advertido de que deben ser conscientes de que la acción del independentismo tampoco se entendió como plenamente legítima por una parte importante de la sociedad catalana.

"En este sentido, quiero volver a tender la mano a todos aquellos que se hayan podido sentir excluidos porque nuestro objetivo debe ser precisamente el de construir un futuro que incluya a todo el mundo", ha añadido, y ha explicado que la voluntad de ERC sigue siendo la independencia, porque cree que es la mejor manera de ayudar a la ciudadanía de Cataluña.

"Garantías y reconocimiento"

En este sentido, ha recalcado que, según él, el referéndum de autodeterminación es un consenso en la sociedad catalana que debe atenderse desde el Estado: "No podemos negar la realidad, nadie. No podemos actuar como si estos consensos no existieran. Nadie".

Para lograr la independencia, considera que la mejor vía para hacerlo es la escocesa a través del pacto y un referéndum acordado: "Es la opción que genera más garantías y reconocimiento internacional inmediato".

Según Junqueras, para conseguir la independencia es "imprescindible construir una gran mayoría en Cataluña, pero también hay que ganarse la legitimidad en todas partes; la partida se juega dentro y fuera".

"Por eso, no renunciaremos nunca al diálogo ni a la negociación. Sería una ingenuidad creer que el diálogo político con el Estado dará frutos tangibles de forma inmediata, pero creer que podemos prescindir de él sería una irresponsabilidad clarísima. Por mucho que se critique y se ridiculice, la mesa de diálogo y negociación entre gobiernos es un éxito en ella misma porque abre un espacio para la potencial resolución del conflicto", razona en la misiva.

De esta manera, ha defendido que el diálogo y la negociación son imprescindibles porque "los conflictos políticos que se acaban resolviendo lo hacen, tarde o temprano, alrededor de una mesa donde todas las partes exponen libremente sus posiciones", y ha reiterado que la parte catalana llevará la amnistía y el referéndum como soluciones.

"Voluntad y predisposición"

Ha alertado de que, a su juicio, las opciones que hasta ahora ha planteado el Estado han enquistado el conflicto y ha reclamado devolverlo al terreno de la política: "Ahora es el momento de la audacia política, el coraje democrático y la reconciliación social. Porque la conciliación del conjunto de nuestra ciudadanía es fundamento imprescindible del futuro".

Además, Junqueras ha avisado de que para que el diálogo sea posible "es importante que las dos partes muestren su voluntad y predisposición".

"Nosotros ya hace tiempo que, pese a estar en la cárcel privados de libertad, nos sentamos en la mesa y mantenemos siempre la mano tendida. Es el momento que el Gobierno español demuestre su compromiso con la reconciliación, el diálogo y la negociación, mirando al futuro", concluye la carta.

Etiquetas