Actualidad

MEDIDAS ECONÓMICAS

El contrato de obra será eliminado y se limitará el de producción

Gobierno y agentes sociales negocian las medidas de la futura reforma laboral que hace hincapié en la contratación

Yolanda Díaz, en el pleno del Congreso de los Diputados, este miércoles
Yolanda Díaz, en el pleno del Congreso de los Diputados, este miércoles
Efe

La reforma del mercado de trabajo que negocia el Gobierno con los agentes sociales plantea eliminar el contrato por obra o servicio y prohibir el uso del contrato temporal para cubrir picos de actividad cuando esa mayor carga de trabajo tenga que ver con la actividad “normal y permanente” de la empresa. Según el último borrador en el que trabajan el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos, al que ha tenido acceso Efe, esta reforma reducirá a dos los tipos de contrato temporal: por razones de carácter productivo y por razones organizativas.

La desaparición del contrato por obra o servicio ha sido propuesto para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Supremo, que rechaza que los contratos de trabajadores de subcontratas se limiten al tiempo que dura la prestación de servicios para un cliente concreto.

El vinculado a las circunstancias de producción, al que ahora se puede recurrir por acumulación de tareas o exceso de pedidos durante un máximo de doce meses, no se podrá utilizar para atender trabajos vinculados a la actividad normal y permanente de la empresa, ni para tareas en el marco de contratas, subcontratas o concesiones administrativas.

Tampoco podrá ser usado para los trabajos de naturaleza estacional o vinculados a campañas, que deberán abordarse mediante modalidades como el fijo discontinuo. El texto, sobre el que se ha seguido trabajando este miércoles en la mesa de diálogo social, mantiene el contrato temporal vinculado a causas organizativas para sustituir a personal fijo de la empresa, debiendo constar el nombre de la persona sustituida y la causa de la sustitución.

Estos contratos de interinidad durarán hasta la incorporación de la persona sustituida, adquiriendo la condición de indefinido a los dos años. Para los sindicatos se trata de medidas de envergadura para luchar contra la temporalidad abusiva, a las que les falta un mayor desarrollo y que generan discrepancias importantes con las organizaciones empresariales.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha dicho en más de una ocasión que la reforma estará lista para finales de año, tal y como se ha comprometido con Bruselas, tanto si hay acuerdo social como si no lo hay. 

Etiquetas