Actualidad

CUMBRE

Biden suprime aranceles a la UE y pide más apoyo ante China

El acuerdo a cinco años soluciona la disputa entre las compañías Boeing y Airbus

Biden, ayer en Bruselas junto a Ursula von der Leyen y Charles Michel.
Biden, este martes en Bruselas junto a Ursula von der Leyen y Charles Michel.
Efe

El presidente de EE. UU., Joe Biden, accedió este martes a un acuerdo por cinco años con la Unión Europea (UE) para suspender los aranceles por la disputa entre la estadounidense Boeing y la europea Airbus a cambio de un mayor apoyo frente a China. Biden se trasladó a Europa en su primer viaje desde que llegó a la Casa Blanca defendiendo que EE. UU. vuelve al multilateralismo y a los aliados tradicionales, tras el mandato de Donald Trump, pero, durante los días que ha estado en el G7 en el Reino Unido y en Bruselas con los socios de la Otan, su fijación ha sido China.

Dejó así claro que desea volver a sus aliados para hacer un frente común ante Pekín. Y así lo remarcó al comienzo de la cumbre de este martes con los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel.

“EE. UU. está de regreso y es por eso que estamos aquí”, dijo Biden, quien destacó que los europeos son los aliados naturales de su país por los valores que comparten. Asimismo, advirtió de que están “bajo un ataque creciente”, en referencia al avance de China.

Para convencer a la UE de que respalde a EE. UU., Biden cedió en el tema de los aranceles en la disputa Boeing-Airbus, pero su Gobierno ya ha dicho que de momento no va a hacer ningún anuncio esta semana respecto a los gravámenes al aluminio y al acero heredados del mandato Trump (2017-2021).

Sobre el conflicto Boeing-Airbus, la secretaria de Comercio estadounidense, Katherine Tai, explicó a periodistas que el acuerdo con la UE contempla extender la suspensión de los aranceles mutuos por cinco años, a partir del 11 de julio. No obstante, Tai avisó de que su país respetará la suspensión “siempre y cuando el apoyo de la UE a Airbus sea coherente con los términos del acuerdo”, es decir, que no cruce ninguna “línea roja y los fabricantes de EE.UU. puedan competir de forma justa”.

Pese a esta muestra de buena voluntad Biden se debe a sus votantes y, en ese sentido, Tai hizo hincapié en sus declaraciones que su Gobierno se está dedicando a “respaldar a Boeing”, lo que significa “apoyar trabajos bien pagados y una cadena de suministros fuerte en casa”.

“El sector aeroespacial emplea a unos 500.000 trabajadores directamente y a 700.000 de manera indirecta”, remarcó Tai, quien apuntó que Boeing tiene en nómina a unos 140.000 trabajadores en todo EE. UU. El arreglo con la UE contempla otro punto de interés especial para Washington: “superar las diferencias frente a China”.

Nuevas inversiones

A ese respecto, ambas partes se comprometieron a colaborar de manera “significativa para confrontar las inversiones en el sector aeronáutico por parte de actores ajenos al mercado en nuestras economías”, dijo Tai.

La disputa Airbus-Boeing se inició en 2004 tras el proceso de denuncias por los subsidios concedidos por ambas partes a esas dos grandes compañías, provocando una guerra de aranceles entre Europa y EE. UU.

Etiquetas