Actualidad

Acusan a Pedro Sánchez de querer perpetuarse en el poder

La oposición critica que dijera antes de las elecciones que no habría indultos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ayer en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este miércoles en el Congreso.
E.P.

PP, Vox y Cs acusaron este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control en el Congreso, de pretender perpetuarse en el poder gracias a los inminentes indultos a los líderes del “procés” y le echaron en cara que dijera antes de las elecciones que “nunca más” habría indultos a políticos.

“Para usted el Estado de derecho es venganza; la Constitución, revancha; dar un golpe al Estado, concordia; y romper la igualdad de los españoles, convivencia”, le criticó el líder del PP, Pablo Casado mientras el dirigente de Vox, Santiago Abascal, le avisó de que “acabará pagando por ello y esperemos que sea delante de un tribunal”.

Sin embargo, en esta ocasión, Sánchez no bajó al barro y pese a que el ambiente se intentaba crispar con críticas socarronas por su breve paseo con el presidente de EE. UU., Joe Biden, en la Cumbre de la Otan, el presidente -en tono sereno- reprochó al PP que fue el Gobierno de Mariano Rajoy el que causó la crisis con Cataluña.

“No vamos a utilizar ni la Constitución, ni la bandera, ni la unidad de España ni la monarquía parlamentaria para dividir a los españoles como ustedes hacen”, le respondió Sánchez a Casado mientras le recordaba que desde que gobiernan PSOE y Unidas Podemos ha habido “cero” declaraciones unilaterales de independencia, “cero” referéndum ilegales y “cero ilegalidades” en el Parlamento de Cataluña.

El presidente del Gobierno también acusó al PP de mostrarse “muy activos en la defensa de la unidad de España” estando en la oposición y “muy indolentes” cuando gobiernan, toda vez que Casado le espetó que “no se puede caer más bajo”. Sánchez tuvo que abandonar pronto el Congreso para acudir a la inauguración del Foro empresarial España-Corea, y acompañar al presidente de Corea, Moon Jae-in, de viaje Estado en España, por lo que fue la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la que sorteó después las críticas.

Calvo insistió en que la legalidad en Cataluña se rompió por la “desidia” del PP que no tuvo ningún interés “en abrochar” la unidad de España y afirmó que los “populares” ya “no pintan nada” allí. Más dura fue con la líder de Cs, Inés Arrimadas: “No pierda más el tiempo. Con lo que le queda, salga del tirabuzón catalán”, le ha dicho Calvo.

También los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, volvieron defender la legalidad tanto de denegar esa medida de gracia como de concederla y descartaron que los indultos puedan debilitar la orden europea de detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, como teme el PP.

Campo recordó que puede hacerlo incluso con un informe en contra del tribunal sentenciador y de la Fiscalía e insistió en que corresponde al Gobierno valorar si en este caso los indultos son de “utilidad pública”, el tercer motivo que permite la ley.

Este miércoles, la mayoría del Congreso (PSOE, Unidas Podemos, los grupos nacionalistas e independentistas) tumbaron la moción del PP que pedía denegar los indultos o rebajar el delito de sedición en la reforma del Código Penal. Y de fondo de la encuesta de Ipsos que revelaba que más de la mitad de los españoles (un 53 %) se muestra en contra de conceder estos indultos. 

Etiquetas