Actualidad

RELACIONES INTERNACIONALES

La UE busca nuevas vías para encauzar su relación con Rusia

Los veintisiete esperan no renunciar a sus principios y lograr compromisos

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y EE. UU., Joe Biden, mantuvieron ayer una reunión de más de cuatro horas.
Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y EE. UU., Joe Biden, mantuvieron este miércoles una reunión de más de cuatro horas.
Efe

La Unión Europea intentará encauzar su relación con Rusia con una nueva estrategia presentada este miércoles que buscará, simultáneamente, contener y hacer retroceder los desafíos de Moscú y buscar compromisos, haciendo “mejor uso” de herramientas como la transición a un consumo menor de gas.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, apeló al “pragmatismo” y llamó a redirigir gradualmente una relación con Rusia con “considerable potencial” pero que nunca había estado en un “momento más bajo”.

Este plan “no rompe completamente con lo que hemos estado haciendo hasta ahora”, explicó Borrell en una rueda de prensa, sino que “clarifica” y pide que los países comunitarios “refuercen” la implementación de acciones que “se han anunciado, pero que quizá no aplicado suficientemente”, como la lucha contra la desinformación.

En todo caso, descartó que se trate de recurrir a más sanciones si no se considera necesario ni de infligir un castigo a las exportaciones gasísticas rusas, sino de que la Unión aplique de forma más consistente sus políticas.

El documento, una comunicación (documento no legislativo), deberá recibir el visto bueno de los líderes comunitarios en su cumbre del 24 y 25 de junio.

Se basa en tres principios: hacer retroceder, constreñir y comprometerse, que “hay que llevar a la práctica”, según Borrell, y que pretenden en última instancia avanzar hacia “una implicación constructiva y compromiso político para revertir la actual tendencia improductiva”.

“En las actuales circunstancias, una asociación renovada entre la UE y Rusia, que permita una cooperación más estrecha, parece una perspectiva distante”, puntualizó el jefe de la diplomacia comunitaria, visto que Moscú reta la ley internacional y los principios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa.

También intenta “influir, interferir y desestabilizar” a la UE y a sus Estados miembros, así como a países socios, y cada vez recurre más a la “represión política, incluyendo de los derechos humanos”, según Borrell.

Cumbre bilateral

Por otro lado, los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Estados Unidos, Joe Biden, adoptaron este miércoles una declaración conjunta en la que constataron que sus países son capaces de lograr, incluso en períodos de tensión, avances en materia de seguridad estratégica.

El documento subraya que “Rusia y EE.UU. han demostrado que aun en periodos de tensión son capaces de lograr progresos en el cumplimiento de objetivos comunes para garantizar la predictibilidad en el ámbito estratégico, disminuir los riesgos de conflicto armados y la amenaza de una guerra nuclear”.

“La reciente prolongación del tratado Start III es una muestra de nuestro apego al control de las armas nucleares. Hoy reafirmamos nuestro apego al principio según cual en una guerra nuclear no puede haber vencedores y nunca esta debe ser desatada”, añade la declaración, de tres párrafos, difundida por la Presidencia de Rusia. 

Etiquetas