Actualidad

DIÁLOGO CON CATALUÑA

Sánchez y Aragonès acuerdan reunir a la mesa de diálogo

El Gobierno niega que se trataran la autodeterminación y la amnistía que reclama el presidente de la Generalitat

Sánchez recibe a Aragonès en Moncloa antes de dar comienzo a su reunión de este martes.
Sánchez recibe a Aragonès en Moncloa antes de dar comienzo a su reunión de este martes.
E.P.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, invitó este martes al de la Generalitat, Pere Aragonés, a crear un foro de encuentro en Cataluña en paralelo a la mesa de diálogo y a asistir a la próxima conferencia de presidentes, pero no abordó con él su petición de amnistía ni la de autodeterminación.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la reunión entre los dos presidentes, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, explicó que Aragonés había comentado las peticiones de los independentistas, pero aclaró que Sánchez “no había profundizado” en ello.

“Le ha invitado a hacer propuestas que permitan avanzar. Aragonés conoce con exactitud el límite que pone el Gobierno a esas cuestiones”, aseguró Montero. Rebajaba así las expectativas planteadas en una comparecencia previa por el presidente catalán respecto a los dos objetivos irrenunciables de la amnistía para los condenados y “exiliados” del “procés” y de un referéndum de autodeterminación votado solo por los catalanes.

De hecho, Montero dejó claro que el Gobierno quiere que los políticos “fugados” de la Justicia “respondan” ante los tribunales como han hecho otros promotores del procés, y subrayó que con Aragonès Sánchez “no se ha pronunciado” sobre posibles “gestos” de concordia en este sentido, para insistir en que los huidos deben volver y ponerse a disposición judicial.

Recalcó además la “cordialidad” que ha presidido el encuentro, por cuanto además supone un retorno a la normalidad institucional con la próxima convocatoria de la comisión bilateral y la mesa de diálogo en septiembre y pidió paciencia, tiempo y sosiego para recobrar la confianza mutua. Añadió que “no hay recetas mágicas” para encontrar la “fórmula” que permita resolver un conflicto “tan grave” como el catalán y ha apuntado en esta línea que desde el Ejecutivo no son “ingenuos” y saben que la negociación va a ser difícil y larga.

“Un marco común”

En suma, se trata de encontrar un “marco común que nos permita seguir avanzando”, ha dicho, y lograr un mayor autogobierno, y en este sentido ha subrayado que el Gobierno quiere “impulsar” vías como por ejemplo un nuevo Estatuto de autonomía para Cataluña.

Y aunque Sánchez no había abordado con su interlocutor este martes la amnistía ni la autodeterminación que exige el independentismo, sí le hizo una propuesta para que “lidere”, señaló Montero, un “foro” de encuentro interno, entre catalanes, para tratar de mejorar la “convivencia” en la sociedad de Cataluña y vislumbrar así “soluciones compartidas”. 

Etiquetas