Actualidad

MEDIDAS ECONÓMICAS

Primer paso para reformar las pensiones y subirlas con el IPC

El Gobierno dice que este primer bloque “recupera el consenso y la tranquilidad”

El presidente Pedro Sánchez, presidió este martes el Consejo de Ministros junto a Calvo (izquierda) y Calviño.
El presidente Pedro Sánchez, presidió este martes el Consejo de Ministros junto a Calvo (izquierda) y Calviño.
Efe

El Gobierno defiende que el primer paquete de medidas aprobado para reformar el sistema de pensiones “recupera el consenso” y da “tranquilidad” al volver a vincularlas a la evolución de la inflación. El Consejo de Ministros aprobó este martes el “Anteproyecto de Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema público de pensiones”, fruto del acuerdo sellado la semana pasada con los agentes sociales Ceoe, Cepyme, CCOO y UGT.

Según destacó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra portavoz, María Jesús Montero, se trata de un “importantísimo” proyecto normativo que da “tranquilidad” a los pensionistas que saben que sus pensiones “se van a revalorizar con la inflación”. “No va haber más incertidumbre respecto a cuánto suben las pensiones”, añadió Montero, que señaló que es una “reivindicación justa y largamente esperada por los pensionistas”.

El acuerdo establece que las pensiones se suban en enero con una media de las tasas de variación interanual del índice de precios al consumo (IPC) del año anterior, con lo que se garantiza el mantenimiento de su poder adquisitivo. Si esa media es negativa, se congelarán. El acuerdo también supone derogar el factor de sostenibilidad y da de plazo hasta noviembre para fijar un nuevo mecanismo de ajuste, que empezará a operar en 2027.

Este punto ha sido “especialmente discutido”, reconoció Montero, que señaló que este primer bloque supone volver al “consenso”, “a diferencia” de lo que hizo el PP en 2013 aprobando una reforma de “forma unilateral”. El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, incidió Montero, ha hecho esfuerzos “para tejer alianzas” recogiendo algunas de las recomendaciones más importantes del Pacto de Toledo.

Sobre cómo va a funcionar ese mecanismo de equidad intergeneracional, y a raíz de las declaraciones de Escrivá sobre el impacto en la denominada generación del “baby boom”, Montero pidió dejar espacio al diálogo social e insistió en trasladar “tranquilidad”. “Encontrarán el sistema”, insistió.

Tanto la patronal como los sindicatos avanzaron su rechazo a que ese mecanismo suponga un ajuste para determinadas generaciones.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, descartó así acordar con el Gobierno ninguna medida que suponga un ajuste en la pensión de ninguna generación, y añadió que sí procede hablar de “solidaridad intergeneracional” pero “subiendo el tope de las cotizaciones sociales”. “¿Por qué tenemos que pensar que la Seguridad Social tiene un problema de gasto y no de ingresos?”, se preguntó. 

Etiquetas