Actualidad

CORONAVIRUS

España se blinda para que la nueva ola no arruine el turismo

Canarias y Valencia piden a la justicia decretar nuevamente el toque de queda

el Gobierno central no se plantea dar marcha atrás en la desescalada ni tomar nuevas medidas porque que entiende que las comunidades ya cuentan con herramientas para revertir la incidencia del virus
El Gobierno no se plantea dar marcha atrás en la desescalada porque que entiende que las comunidades ya cuentan con herramientas para revertir la incidencia del virus
Efe

La explosión de contagios ha obligado a las comunidades a revisar su estrategia, que además de acelerar el ritmo de la vacunación entre los jóvenes, han frenado la desescalada y endurecido las restricciones, sobre todo en el ocio nocturno, ante el temor a que la quinta ola dé la puntilla a la campaña turística y ralentice aún más la recuperación económica.

Y es que la incidencia de transmisión se ha disparado desde que comenzó el repunte de la pandemia hace dos semanas, hasta sumar casi 278 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, multiplicarse por tres en el grupo de 20 a 29 años (911) y aumentar a 798 casos entre el de 12 y 19.

Unas cifras que han llevado a las autoridades a hacer un llamamiento para concienciar a la población, sobre todo a los jóvenes, a fin de que hagan un último esfuerzo para derrotar al virus y extremen la precaución en los encuentros sociales en los que no pueden mantener la distancia de seguridad.

A pesar de la situación, el Gobierno central no se plantea dar marcha atrás en la desescalada ni tomar nuevas medidas porque que entiende que las comunidades ya cuentan con un “amplio elenco” de herramientas para revertir la incidencia del virus, según la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Entre tanto, los gobiernos autonómicos observan con preocupación el aumento alarmante de contagios en sus regiones, por lo que buena parte de ellos ha optado por actualizar e incrementar las restricciones, medidas que están tomando de forma desigual.

Canarias y la Comunidad Valenciana han pedido el aval de la justicia para decretar el toque de queda entre las doce y media y las seis de la mañana, en el caso de la primera, en Tenerife, y entre la una y las seis, en el de la segunda, además de reforzar otras medidas dentro del ocio nocturno, como tratar de poner coto a los botellones.

En términos generales, el ocio nocturno es el más afectado, pese a que reabrió sus puertas hace diecinueve días después de haber estado cerrado más de un año. Los jóvenes son los más vulnerables al no estar vacunados, a pesar de que gran parte de ellos son asintomáticos o presentan síntomas leves.

De hecho, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana, al igual que hizo Cantabria la semana pasada, han cerrado las discotecas y locales similares, y otras comunidades como Castilla y León o Navarra han adelantado su horario de clausura.

Andalucía, Madrid, Euskadi, Extremadura y Baleares mantienen las medidas que estaban en vigor hasta ahora, por considerar que son suficientes y centran su estrategia en seguir concienciando a la población con continuos llamamientos a la vacunación y a la prudencia.

En el caso de la Comunidad de Madrid, los locales de ocio nocturnos seguirán abiertos hasta las tres, aunque no se permiten nuevos clientes una hora antes. Prohibido consumir en barra. El baile solo está permitido en discotecas que ya tenían pistas al aire libre, siendo obligatorio el uso de la mascarilla.

En cuanto a los horarios en los establecimientos comerciales minoristas, centros comerciales y mercadillos, se mantienen sin ninguna limitación, mientras que bares, restaurantes, cines, teatros, auditorios, locales de juego, apuestas y casinos pueden cerrar como tarde a la una de la madrugada.

Ceuta ha flexibilizado, con el aval del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), las restricciones tanto en la apertura del ocio nocturno como de la hostelería al haber descendido los casos activos hasta únicamente tener 19. La hostelería puede abrir de viernes a domingo hasta la una y media y el ocio nocturno hasta las 2.30, media hora más de apertura en los dos casos. De lunes a viernes el horario de la hostelería se mantiene en las 00.30 horas mientras que el del ocio nocturno se amplía hasta las 2.00 horas. Las celebraciones al aire libre pueden ser del 100% en exteriores, aunque en los interiores se mantiene la restricción del 50 por ciento y 54 comensales. 

Etiquetas