Actualidad

ULTRADERECHA EUROPEA

La ultraderecha trata de crear una alianza contra Bruselas

Las diferencias en sus ideologías y las distintas realidades nacionales dificultan la coalición de un total de 16 partidos

El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé.
El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé.
VOX

Un manifiesto de 16 partidos de la ultraderecha europea, presentado como piedra angular de una nueva alianza que reclama más soberanía para los Estados miembros y menos competencias para Bruselas, tiene ingredientes que alimentan el debate sobre si podría ser la génesis de una nueva formación a nivel europeo.

Sin embargo, las diferencias ideológicas entre sus miembros y las realidades nacionales de cada partido, así como las intenciones de sus fundadores, enfrían esta posibilidad. Al menos, en el medio plazo.

El documento, publicado hace 9 días e impulsado por Agrupación Nacional (Francia), Vox (España), Fidesz (Hungría), Ley y Justicia (Polonia) y Hermanos de Italia y Liga (Italia), alerta contra la creación de un “superestado” europeo que elimine las soberanías nacionales.

El documento afirma que la alianza respetará las actuales formaciones políticas (dos en el Parlamento Europeo: los Conservadores y Reformistas e Identidad y Justicia), pero la publicación ha hecho temer a algunos en Bruselas que el manifiesto sea la semilla de un macrogrupo en la Eurocámara.

Y es que, con 115 eurodiputados, sería el tercero más numeroso de la Eurocámara y tendría capacidad para alterar las mayorías existentes, acceder a nuevos recursos y posiciones de poder, como vicepresidencias de la institución y en las comisiones parlamentarias que hacen el grueso del trabajo legislativo diario.

“Es una declaración abierta y esperamos que algún partido más pueda adherirse”, explica a Efe el eurodiputado de Vox Jorge Buxadé. El manifiesto, cuenta, nace de la “necesidad de que fuerzas que defendemos un modelo de Europa no federalista se agrupen en una alianza estratégica”.

“Ahora mismo no está en el horizonte cercano la creación de un nuevo grupo (...) Iremos viendo cómo vamos desarrollando esto”, recalca Buxadé.

No es la primera vez que hay un intento de unir a las formaciones a la derecha del Partido Popular Europeo; los obstáculos residen en sus diferencias a nivel ideológico más allá del rechazo al federalismo.

Estos partidos discrepan en el apoyo a la OTAN –clave para el Justicia polaco, impensable para la Agrupación Nacional francesa-, la ampliación de la UE hacia el este –a la que los países de la región son mucho más favorables- o la posición sobre Rusia o China.

Desde los Verdes, el alemán Daniel Freund señala que incluso los grupos ideológicamente coherentes tienen que hacer un esfuerzo para consensuar posiciones.

Etiquetas