Actualidad

SEMANA MUNDIAL

La asociación Vía Láctea se reúne por la semana mundial de la lactancia

Aprovecharon la ocasión para agradecer a las pediatras Julia Mínguez y Paula Lalaguna su apoyo incondicional

Parte de las madres que pertenecen a la Asociación y acudieron al acto
Parte de las madres que pertenecen a la Asociación y acudieron al acto
P.S.

Con motivo de la semana mundial de la lactancia materna la asociación de madres Vía Láctea se reunió el pasado jueves 5 de agosto en la Fuente 8 de marzo en el Parque Miguel Servet de la capital oscense. Lo que parecía un acto ordinario de reunión para charlar, se convirtió en una especie de homenaje a dos pediatras que desde hace años encabezan esta agrupación, Julia Mínguez y Paula Lalaguna, ambas pediatras en el Hospital de Barbastro.

Durante la reunión, una veintena de madres junto con sus pequeños “tesoros” de uno a cuatro años quisieron agradecer a Mínguez y Lalaguna por ayudarlas, guiarlas y apoyarlas en la entrañable aventura de ser madre.

Jara Oliveros, miembro y madre de la asociación, con voz entrecortada leyó unas palabras, las cuales hicieron emocionarse a todas los allí presentes, incluidas las pediatras, que se fundieron en un cálido abrazo. Y es que Jara enumeró algunas razones que hacen que estas madres lleguen a la asociación: “Unas llegamos a ti queriendo aprender estando embarazados, otras nada más ser madres, otras al ver que nuestra lactancia fracasaba, otras a través de otras madres y otras sin motivo”.

Durante la intervención, Jara no dejó atrás a las madres de la asociación y también les dedicó unas bonitas palabras que ponían el broche de oro al emotivo discurso: “También a nosotras mismas, las que más sacrificios hemos hecho para conseguir la lactancia. Las madres somos poderosas”, finalizaba.

Tras ello otras madres se acercaron a las doctoras para hacerles entrega de unos regalos en señal de agradecimiento. Una de ellas recibió un cofre de cristal con piedras fabricadas con leche materna en su interior, a Paula, en cambio, se le entregó una fotografía que retrataba a madres miembro de la asociación.

El punto final lo puso un aplauso que más que ruido desprendió amor y sobre todo agradecimiento a estas mujeres que desde la asociación luchan, por un lado, por “la interiorización de la maternidad como algo subjetivo, como un hecho íntimo y personal”, pero también por ”la exteriorización de la maternidad como un hecho social y familiar”, sin olvidar el objetivo principal: la visibilidad a la lactancia materna.

Etiquetas