Actualidad

CORONAVIRUS

El 70% de los adultos de la UE ya están vacunados contra la covid

Von der Leyen insiste en la importancia de continuar con las inoculaciones porque “la pandemia no ha acabado”

Imagen durante una inoculación de vacuna contra la covid
Imagen durante una inoculación de vacuna contra la covid
EFE

La Unión Europea ha logrado su objetivo de administrar antes del final del verano la pauta completa de la vacuna contra la covid al 70 por ciento de su población adulta, pero Bruselas advierte de que las campañas deben continuar para “ganarle la carrera a las variantes” y atajar la brecha de vacunación entre países.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, celebró este martes el “gran logro” que supone haber inmunizado a 256 millones de europeos, pero alertó de que “la pandemia no se ha acabado” e instó a que “todo el que pueda vacunarse lo haga”.

Y es que la cota del 70 por ciento esconde importantes disparidades en la vacunación, con los países del Este especialmente rezagados, en un momento de subida de los casos de covid en el continente que la OMS atribuye sobre todo a la variante Delta, muy contagiosa.

“Nuestros esfuerzos para aumentar la vacunación en toda la UE continuarán sin cesar. Seguiremos apoyando en particular a los Estados miembros que tienen dificultades. Tenemos que cerrar la brecha de inmunidad y la puerta a nuevas variantes y, para hacerlo, las vacunas deben ganar la carrera a las variantes”, dijo la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, en un comunicado.

La Comisión Europea, encargada de centralizar las compras de vacunas para los Estados, se había fijado a principios de año la meta de vacunar durante el verano al 70 por ciento de la población adulta, un objetivo que entonces parecía ambicioso.

Tras un inicio lento de la campaña por la escasez de vacunas, los retrasos en las entregas y la suspensión temporal de la administración de AstraZeneca en algunos países, Bruselas logró ya en julio entregar las dosis necesarias para ello a los Estados, que también han ido acelerando y perfeccionando sus estrategias de vacunación.

Sin embargo, las tasas varían mucho entre los Veintisiete, con Irlanda a la cabeza con un 85,5 por ciento de su población adulta totalmente vacunada, seguida de Dinamarca (83,5 %) y Portugal (82,4 %); mientras que a la cola se sitúan Bulgaria (20 %), Rumanía (31,9 %) y Letonia (45,5 %), según datos del Centro de Control de Prevención y Enfermedades (ECDC).

España, de los más avanzados, ha administrado ya la pauta completa de la vacuna al 76,7 por ciento de los adultos y el 87,6 por ciento tiene al menos una dosis.

A pesar de que muchos Estados aún no han alcanzado la marca del 70 por ciento, la UE ya se plantea si debería administrarse una dosis de refuerzo, aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y el ECDC aún no se han pronunciado sobre si sería necesaria y para qué grupos.

De ser el caso, el comisario europeo de Mercado Único, Thierry Breton, asegura que no habría escasez de vacunas puesto que la UE, líder mundial de producción, ha aumentado su capacidad y ahora mismo fabrica “300 millones de dosis al mes”.

En el segundo semestre del año, la Comisión Europea entregará 950 millones de dosis a los Estados miembros, explicó en una entrevista con la televisión pública francesa la semana pasada.

La EMA autorizó el martes pasado nuevas líneas de fabricación de las vacunas de Pfizer /BioNTEch y de Moderna en Europa y Estados Unidos que permitirán suministrar 501 millones de dosis más a la UE este mismo año.

La Comisión firmó en mayo un nuevo contrato con BioNTech-Pfizer para la entrega de 1.800 millones de dosis de su vacuna desde finales de 2021 hasta 2023, ha ejercido una opción en su contrato con Moderna para hacerse con 150 millones de dosis adicionales de su fármaco, y podría firmar más contratos, indicó ayer.

“Dada la amenaza de nuevas variantes, es importante seguir asegurando la disponibilidad de vacunas suficientes, incluyendo vacunas adaptadas, también en los próximo años”, dijo la CE, que también ha aprobado para uso en la UE los fármacos de AstraZeneca y Janssen.

Pero en el debate sobre si administrar una dosis de refuerzo se plantea la cuestión de si es lo más adecuado o justo cuando muchos países del mundo apenas tienen acceso a estos fármacos. La OMS se ha mostrado preocupada por que esto dificulte aún más el suministro a los más vulnerables, lo que no ayudaría a poner freno a la circulación de variantes. La Comisión, sin embargo, asegura que la UE seguirá proporcionando vacunas a terceros países a través del mecanismo internacional COVAX. 

Etiquetas