Actualidad

AFGANISTÁN

La UE fija las condiciones para el diálogo con los talibanes

Se plantea tener presencia en Kabul para continuar con las evacuaciones

Milicianos talibán en Kabul
Milicianos talibán en Kabul
EFE

La Unión Europea impuso este viernes condiciones para dialogar con los talibanes -como el respeto a los derechos humanos o evitar que Afganistán se convierta en refugio de terroristas- y se plantea tener presencia en Kabul para comprobar que se cumplen sus requisitos y continuar las evacuaciones.

“Sabemos perfectamente que los talibanes se enfrentan a escasez de liquidez, no solo para pagar salarios, sino para pagar cualquier cosa”, dijo el alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, al término de la reunión que celebraron el viernes y este sábado en Eslovenia los ministros de Exteriores europeos.

Instituciones financieras como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional han parado los desembolsos a los nuevos líderes afganos y la UE también ha congelado la ayuda al desarrollo.

“El nuevo gobierno afgano tendrá que lidiar con ello y estamos dispuestos a ayudar con condiciones”, explicó Borrell.

La UE pide a los talibanes que Afganistán no se convierta en un refugio de terroristas; que respete los derechos humanos, especialmente los de las mujeres; que formen un gobierno “inclusivo”; que respeten la libertad de prensa y que garanticen el acceso de la ayuda humanitaria, explicó el exministro español.

“Algunos dirán que los talibanes no cumplirán las condiciones. Veremos”, comentó el alto representante y añadió que el contacto con los insurgentes se “incrementará, dependiendo del comportamiento de este gobierno”.

Los Veintisiete se plantean negociar con los talibanes desde un punto de vista “operacional”, explicó Borrell, porque “tenemos que discutir asuntos importantes, el primero y más acuciante es cómo vamos a evacuar a los varios cientos o miles de personas que nos hubiera gustado evacuar por vía aérea”.

Por eso, añadió, la UE se plantea tener una presencia en Kabul porque “es mucho más fácil hablar con alguien que está en la misma ciudad que a través de videoconferencia”.

El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, explicó a EFE que “no estaríamos hablando de una Embajada”, sino que la idea es poder abrir una “oficina”. Los Estados miembros no van a reabrir mañana las embajadas, nosotros no vamos a reabrir una delegación con un jefe de delegación como si no hubiera pasado nada”, se pronunció el alto representante en la misma línea, subrayando que esa posible presencia “no es el primer paso hacia el reconocimiento” de un gobierno talibán.

Fuentes europeas explicaron a EFE que la estancia en Afganistán “podría ser a nivel técnico o humanitario”.

No obstante, la UE tendrá presencia en Kabul si “se puede trabajar con seguridad”, explicó el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, puntualizando que “al menos a corto plazo no se ve como algo que pueda llevarse a cabo”. 

Etiquetas