Actualidad

VOLCÁN EN ERUPCIÓN

La lava de la erupción cubre 103 hectáreas y destruye 166 viviendas

La nueva boca del volcán se ha abierto a unos 900 metros de la principal,

Cientos de personas pasaron el día expectantes observando la evolución de la erupción.
Cientos de personas pasaron el día expectantes observando la evolución de la erupción.
EFE

La lava lanzada por la erupción volcánica que comenzó el domingo en la isla canaria de La Palma cubre 103 hectáreas de terreno y ha destruido 166 viviendas y otros inmuebles.

Este cálculo lo ha realizado el programa de emergencias por satélite de la Unión Europea Copernicus, que la mañana del martes ha publicado una imagen tomada por el satélite Sentinel 2 y que refleja la situación a las 19:50 horas del lunes.

Los técnicos del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico de Canarias Pevolca habían calculado que la lava había destruido un centenar de viviendas pero no habían podido precisar el número ya que se trata, en muchas ocasiones, de viviendas diseminadas.

La erupción volcánica comenzó el pasado domingo con dos fisuras separadas unos 200 metros pero la noche del lunes surgió una nueva boca eruptiva en las cercanías del pueblo de Tacande, en El Paso, lo que ha obligado a ampliar las evacuaciones, informa el 112.

Hasta ahora las personas evacuadas de sus viviendas eran unas 5.500.

Según la información que ha recibido el comité director del Plan Especial de Protección frente a Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), la nueva boca del volcán se ha abierto a unos 900 metros de la principal, por lo que se ha pedido a la población que se aleje también de ese lugar.

Una boca eruptiva expulsa lava y piroclastos en la zona de Cabeza de Vaca, en El Paso.
Una boca eruptiva expulsa lava y piroclastos en la zona de Cabeza de Vaca, en El Paso.
EFE

En la tarde del lunes, el movimiento de lava se había ralentizado, por lo que no alcanzó el mar como estaba previsto.

Esta reducción del movimiento lávico se vio acompañada de una disminución del tremor pero los técnicos han advertido que no significa una reducción de la actividad eruptiva, especialmente si se tiene en cuenta que se está al inicio del evento volcánico.

La apertura de una nueva boca de la erupción estuvo acompañada de un movimiento sísmico de 3,8 localizado en Tazacorte a una profundidad cero.

Ante la aparición de esta nueva boca eruptiva, el Cabildo de La Palma ha determinado el cierre de varias carreteras (LP 211 Todoque; LP-212 Tacande; LP-213 Puerto Naos; LP-215 Tazacorte-La Laguna; LP 2 a la altura de Tajuya y restricciones en la LP-3 La Cumbre).

10.665 toneladas de dióxido de azufre diarias

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha realizado nuevas medidas para evaluar y monitorizar la cantidad de dióxido de azufre (SO2) emitido a la atmósfera por el actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja, en la isla de La Palma.

Los resultados obtenidos para este segundo día de la erupción reflejan una tasa de emisión de SO2 entre las 7.997 y 10.665 toneladas diarias, asumiendo que la velocidad del viento a 3.000 metros durante el lunes ha estado entre los 4,2 y 5,5 metros por segundo (datos meteorológicos proporcionados por la Aemet).

La estimación se ha realizado después de realizar varios transectos de medidas con un sensor óptico remoto, tipo miniDOAS, tanto en posición móvil área (con la instrumentación montada en uno de los helicópteros de la Guardia Civil en Tenerife) como en posición móvil terrestre (con el miniDOAS montado en uno de los vehículos del ITER/Involcan).

Según el Involcan, la monitorización diaria de este parámetro será fundamental para analizar la evolución del actual proceso y poder utilizar este metodología para certificar la fecha final de la erupción. Los valores obtenidos durante el segundo día de este proceso eruptivo (8.000-10.500 toneladas diarias) son similares e incluso ligeramente superiores a los valores registrados para el primer día de la erupción (6.000-9.000 toneladas diarias).

El Instituto explica que estos resultados son coherentes con las primeras 48 horas de evolución de este proceso eruptivo con la aparición de un nuevo punto de emisión de material magmático en Tacande, una zona del municipio de El Paso.

Asimismo, añade que los resultados de emisión de SO2 obtenidos mediante observaciones terrestres son coherentes con las observaciones satelitales registradas por TROPOMI, el instrumento satelital a bordo del satélite Copernicus Sentinel-5 Precursor. El Sentinel-5 Precursor (S5P) es el primero de los Sentinels de composición atmosférica, lanzado el 13 de octubre de 2017.

Un buque del IEO viaja a la zona para reforzar la investigación marina

El buque de investigación "Ramón Margalef" del Instituto Español de Oceanografía viaja ya hacia la isla de La Palma para reforzar los equipos de investigación que están trabajando en la zona y sumar sus equipos al conocimiento del medio marino.

El buque, que ha interrumpido una campaña de investigación sobre la anchoa que estaba realizando en el Cantábrico, llegará previsiblemente a la zona el próximo sábado, y a bordo del barco viajan algunos de los mayores especialistas en geología marina del país, han informado a EFE fuentes del IEO.

El mismo buque ya ha realizado en el archipiélago canario varias campañas de investigación después de que en 2011 se produjera la erupción submarina frente a la costa sur de El Hierro, y había inspeccionado y acumulado importante información de la zona submarina donde está previsto que empiecen a depositarse las lavas del Cumbre Vieja de La Palma.

A las labores de investigación del "Ramón Margalef" se incorporará el científico Eugenio Fraile, del Instituto Español de Oceanografía y que participa desde hace días en el Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA).

Los investigadores del IEO van a centrar su trabajo en el estudio de la llegada de la colada al mar, y para ello realizarán un estudio de la batimetría (estudio de la profundidad marina) con alta resolución y efectuará análisis fisicoquímicos del agua de mar para compararlos con los parámetros estudiados durante los años anteriores en la misma zona.

También realizará análisis biológicos para determinar el impacto de la llegada de la colada al mar y estudiará las rocas que contacten con el mar.

Además del buque del IEO, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha sumado varios equipos de investigación para estudiar la erupción del volcán tras el enjambre sísmico de los últimos días.

La labor científica, ha destacado el CSIC, está resultando crucial para dar una respuesta anticipada a la situación a través del plan de protección civil.

Los equipos del CSIC que se han desplegado en la zona pertenecen al Instituto Geológico y Minero de España (IGME-CSIC), al Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA-CSIC) y al Instituto Español de Oceanografía (IEO-CSIC).

Sus investigadores, ha informado el CSIC, están realizando labores de análisis químicos, medición de gases y muestras eruptivas, vigilancia aérea, y calculando el impacto del volcán sobre la biodiversidad insular y sobre la llegada de la colada (la masa de lava) al mar.

Tres investigadores del CSIC participan además en el Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA), y su delegado en Canarias, Manuel Nogales, está realizando el seguimiento de la situación en La Palma.

Todas las tareas que realizan los investigadores tienen el objetivo de asesorar al PEVOLCA sobre la evolución de la erupción, y en colaboración con los compañeros de varios centros de investigación de la península se están planteando posibles escenarios basados en los datos obtenidos en el campo, sumando todo el conocimiento obtenido para tratar de dar el mejor asesoramiento posible durante la emergencia.

Etiquetas