Actualidad

DATOS ECONÓMICOS

La desigualdad social, un factor que mina el crecimiento económico en España

Así se ha puesto de relieve en la primera sesión de la jornada "El Futuro de la Desigualdad y la Pobreza" celebrada en Pamplona

Un momento de la jornada "El Futuro de la Desigualdad y la Pobreza" este jueves
Imagen de la primera sesión de "El Futuro de la Desigualdad y la Pobreza" este jueves
S.E.

España es uno de los países europeos con mayores tasas de desigualdad social, un factor que comienza a "minar" de forma importante el crecimiento económico, según se ha puesto de relieve en la primera sesión de la jornada "El Futuro de la Desigualdad y la Pobreza", organizada por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia.

El secretario de Estado de Servicios Sociales, Nacho Álvarez, quien ha participado en una mesa redonda titulada "¿Es responsabilidad del Estado reducir la desigualdad?", ha contestado afirmativamente a esta pregunta invocando "valores éticos y morales" individuales que "reman en aras de la equidad".

Además, ha aludido a un motivo "estrictamente económico" y es que hay suficiente evidencia empírica y estudios de organismos como el FMI o la OCDE, ha dicho, que concluyen que "la desigualdad es un fenómeno que comienza a minar las bases del crecimiento económico".

"Una baja desigualdad en absoluto está reñida con un crecimiento económico sólido", ha señalado Álvarez, quien ha resaltado que, "si realmente queremos democracias sólidas y cortar el posible tránsito hacia regímenes de corte liberal", una gran desigualdad "no ayuda" y por ello son precisas "políticas públicas que garanticen que no hay una excesiva concentración de la riqueza".

El secretario de Estado ha aseverado asimismo que "vivimos en sociedades estresadas, con un cierto grado de rencor preocupante", debido a la ruptura del "contrato social" tras la Segunda Guerra Mundial.

En este momento, ha subrayado, el efecto de la desigualdad de renta, de oportunidades y de expectativas "juega un papel crucial" y esta situación "exige políticas públicas que reduzcan de forma notable la desigualdad".

El director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia, Diego Rubio, ha declarado en este sentido que "en nuestro país no faltan las cosas" y ha recordado que cada año se tiran a la basura en España más de ocho millones de toneladas de alimentos en buen estado.

España, ha apuntado, es el país de Europa con más viviendas sin utilizar, más de tres millones y medio en total, cuando hay 40.000 personas sin hogar en las calles y millones de jóvenes con problemas de acceso a una vivienda. En realidad, "tenemos un problema de gestionar la abundancia", ha comentado.

Rubio ha indicado que muchos estudios concluyen que la España de hoy es un país más desigual que el de mediados del XIX, hasta el punto de que ya es el tercer país de la Unión Europea con mayor desigualdad en renta disponible.

Esos estudios, ha agregado, demuestran que la desigualdad es fruto de "una serie de injusticias enquistadas en el sistema", algo que "está haciendo un daño tremendo al conjunto de la sociedad", porque reduce la riqueza y el crecimiento económico, crea inseguridad en las calles y genera problemas de insalubridad.

"Por solidaridad, por ética o por puro egoísmo debemos cambiar esta situación", ha concluido. 

Etiquetas