Actualidad

CRISIS ENERGÉTICA

Argelia asegura que España tendrá gas aunque consuma más

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, viaja a Argelia para estrechar las relaciones bilaterales

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
EFE

El Gobierno argelino mantiene firme su compromiso de garantizar el suministro de gas natural en los términos ya fijados y está preparado para aumentar los volúmenes de exportación en caso de que España pidiera un incremento de esa oferta, aseguró el miércoles la vicepresidenta tercera española y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. “Se ha explicitado la garantía total con respecto a los volúmenes pactados hoy”, declaró Ribera, al tiempo que se refirió a que también se ha abordado el modo de satisfacer una eventual mayor demanda por parte de España en el caso de ser necesario.

La vicepresidenta tercera del Gobierno español viajó el miércoles a Argelia para estrechar las relaciones bilaterales, cuatro días antes de que expire el contrato para el suministro de gas a través del Gasoducto Magreb-Europa (GME), uno de los dos que surtían a España y a Europa, así como para continuar con ese país la colaboración en todos los sectores energéticos.

Teresa Ribera, que se entrevistó con el ministro argelino de Energía y Minas, Mohamad Arkab, se refirió a que existe “una relación comercial capital para el bienestar de la sociedad española con respecto al suministro de gas, capital desde el punto de vista de la planificación, buena gestión, de los recursos, incluido evidentemente la explotación y exportación de gas natural desde Argelia”.

Añadió a su vez que también se ha abordado el modo de satisfacer una eventual mayor demanda por parte de España. “El ministro nos ha explicado cómo poder acometer este transporte de gas a través del gasoducto de Medgaz, vista que la relación contractual con el gasoducto del Magreb expira el 31 de octubre”, explicó la vicepresidenta tercera del Gobierno español.

La incertidumbre sobre el suministro de gas argelino, clave para la industria española y europea, había crecido desde que en agosto pasado Argelia rompiera relaciones diplomáticas con Marruecos y anunciara su decisión de no utilizar el Gaseoducto Magreb Europa (GME), que nace en el desierto argelino y llega a España a través de Marruecos, una vez que expire el contrato el 31 de octubre.

Este mismo mes, el presidente argelino, Abdelemedjid Tebboune, ya advirtió de que el suministro a España solo se haría a través del gasoducto Medgaz, que une Argelia y España sin pasar por el territorio marroquí, pero no aclaró que pasaría con los contratos del GME.

Medgaz tiene a su vez una capacidad de suministro anual de unos 8.000 millones de pies cúbicos, similar a la de GME, y está previsto que a finales de noviembre aumente a 10.500 millones de pies cúbicos, una diferencia que había desatado las inquietudes.

Etiquetas