Actualidad

OPERACIÓN POLICIAL

Tres miembros de una red de trata de personas, detenidos en la provincia de Huesca

La operación se ha saldado con 15 arrestos, 12 en España, que introducían en nuestro país migrantes de Pakistán hacinados en camiones

La actuación policial ha permitido interceptar un camión en el que viajaban hacinadas 77 personas.
La actuación policial ha permitido interceptar un camión en el que viajaban hacinadas 77 personas.
EFE

La Policía Nacional ha desarticulado una red que introducía en la UE, principalmente en España y Alemania, inmigrantes desde Pakistán hacinados en camiones en una operación que se ha saldado con 15 detenidos, 12 en territorio español (5 en Zaragoza y 3 en Huesca), y los demás en Eslovenia, Croacia y Rumanía, donde fue arrestado el cabecilla.

La actuación policial ha permitido interceptar en un punto cercano a la frontera entre Croacia y Bosnia un camión en el que viajaban hacinadas 77 personas, cuatro de ellas menores de edad, en unas condiciones que suponían un grave riesgo para su vida, ya que estaban en un habitáculo de apenas ocho metros cuadrados y tuvieron que hacer agujeros en el techo para respirar.

De los doce detenidos en España, cinco han sido arrestados en Zaragoza, tres en Huesca, dos en Lleida, uno en Tarragona y otro en Jaén, y siete de ellos han ingresado en prisión por orden del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

En los últimos meses la organización habría introducido al menos 400 migrantes de origen pakistaní en la Unión Europea (UE) para lo que utilizaban la ruta de los Balcanes y recogían a personas en el campo de refugiados de Bihac (Bosnia).

No obstante la Policía ha tenido conocimiento de que la organización actuaba en Europa desde hace varios años por lo que el número total de inmigrantes introducidos de forma clandestina puede ser muy superior, han informado en rueda de prensa responsables de las policías española, rumana y croata así como de Europol.

Se estima que solo en los ocho viajes detectados en los últimos nueve meses obtuvieron un beneficio de unos 2 millones de euros pues cobraban 3.000 euros por ir a Eslovenia, entre 5.000 y 8.000 a Italia y otras cantidades para llegar al país europeo de destino final, con lo que el coste total del viaje desde Pakistán oscilaba entre 12.000 y 20.000 euros.

Los responsables de la operación han advertido de que algunos de los migrantes que trasladaba la red huían de zonas de conflicto como Siria y Afganistán, lo que suponía un riesgo para el control de los flujos migratorios en la UE.

La investigación, dirigida por el citado Juzgado e impulsada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, dio comienzo hace más de nueve meses con la detención en Eslovenia de un español que circulaba con un camión en el que transportaba 53 migrantes de origen pakistaní.

A raíz de este arresto la Policía descubrió la existencia de un organización con presencia en Pakistán, Grecia, Bosnia, Croacia, Eslovenia, Francia, Italia y España, donde tenía su estructura más numerosa.

Una vez que los migrantes alcanzaban el campo de refugiados de Bihac eran guiados por "pasadores" de la organización para cruzar a pie las montañas que separan Bosnia de Croacia y desde allí eran trasladados hasta la frontera con Eslovenia en cajas de camiones alquilados en España de apenas ocho metros cuadrados en los que iba una media de 50 personas pero en ocasiones más.

Para sortear el control fronterizo los migrantes bajaban de los camiones y cruzaban a pie lugares en los que no eran detectados.

Ya en territorio esloveno volvían a montar en los camiones para seguir hasta Italia, desde donde eran trasladados por distintos medios al país de destino final, sobre todo a España y Alemania.

Los conductores de los camiones contaban con el apoyo de otros miembros de la organización provenientes del mundo del tráfico de drogas que desde coches "lanzadera" les alertaban de posibles controles policiales y las facilitaban rutas alternativas.

El líder de la organización, un pakistaní que alternaba su residencia entre Pakistán, España, Francia y Rumanía, fue detenido en la localidad rumana de Craiova y tras pasar a disposición de la Audiencia Nacional el Juzgado ordenó su ingreso en prisión.

Llevaba desde octubre de 2020 organizando operaciones de tráfico de personas desde Pakistán pero a principios del pasado mes de marzo regresó a Europa.

Etiquetas