Actualidad

DOCUMENTAL

Mabel Lozano lleva a la pantalla su denuncia sobre la realidad del porno

La docuserie de tres episodios denuncia la realidad de una industria que genera mucho dinero

Mabel Lozano dirige la docuserie PornoXplotación.
Mabel Lozano dirige la docuserie PornoXplotación.
D.A.

Inspirada en el libro que escribió junto a Pablo J. Conellie, Mabel Lozano ha llevado a la pantalla PornoXplotación, una docuserie que revela el elevado precio que se paga a los dos lados del porno, una industria opaca que oculta explotación sexual, extorsión y chantaje.

A través de un comunicado, Secuoya Studios informó este lunes que acaba de terminar el rodaje de este relato de tres episodios que muestra “la cruda y escalofriante realidad de una industria que genera millones de euros comerciando con la vulnerabilidad económica y la amenaza”.

Mabel Lozano, ganadora del Goya el Mejor Cortometraje Documental en 2021, dirige este relato, basado en su libro homónimo que escribió junto con el inspector de la Policía Nacional Pablo J. Conellie, en el que relatan el elevado precio que se paga en el porno a los dos lados de la pantalla: las víctimas que protagonizan una industria opaca que esconde explotación sexual y trata, pero también la de aquellos que la consumen.

Todo ello a través de las historias de mujeres captadas para grabar miles de horas de contenido sexual; entrevistas a actores porno retirados; adictos a la pornografía; padres de adolescentes víctimas del engaño pederasta y la sextorsión y expertos que trabajan con esta realidad.

El documental, cuyo rodaje se ha extendido a lo largo de tres semanas en plató y distintas localizaciones de Madrid, llama la atención “sobre un peligroso fenómeno en crecimiento que traspasa lo digital y tiene graves consecuencias en la salud y en la vida real de miles de personas”.

En opinión de Lozano, la serie es “única e impactante” y hará “temblar los cimientos de la industria pornográfica gracias a los valientes testimonios reales jamás contados”.

Este trabajo supone una apuesta visual y narrativa diferencial dentro del género, la “narraturgia”, de modo que las actrices Clara Chaín y Laura Rozalén dan la cara y son la voz de aquellas que no pueden contar sus historias porque sus vidas correrían serio peligro.

Esta representación del relato de forma teatral rompe la cuarta pared para atraer la atención del espectador con una puesta en escena que combinan los géneros dramático y narrativo.

Etiquetas