Actualidad

TRIBUNALES

‘El Rosco’, otra vez en manos de la Justicia por un litigio

El futuro de ‘Pasapalabra’ es dudoso tras una denuncia de MC&F Broadcasting

Roberto Leal presenta ‘Pasapalabra’.
Roberto Leal presenta ‘Pasapalabra’.
Atresmedia

El futuro del veterano concurso televisivo Pasapalabra, que ahora emite Antena 3 después de que en 2019 el Tribunal Supremo obligara a Telecinco a cancelarlo, vuelve a estar en manos de la Justicia a raíz de otro litigio por los derechos de propiedad intelectual de su prueba estrella El Rosco.

En el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Barcelona se celebró este martes el juicio por la demanda presentada por la sociedad holandesa MC&F Broadcasting Production and Distribution C.V frente a las compañías Atresmedia e ITV, en la que exige que se le reconozca la propiedad intelectual del formato El Rosco, se prohíba su emisión y se la indemnice por daños y prejuicios.

De esa forma, regresa a los tribunales la disputa que desde hace más de una década mantienen productoras y medios televisivos por la emisión en España del exitoso programa, que finaliza con su prueba insignia, El Rosco, en la que los concursantes deben acertar una palabra comenzada por cada letra del abecedario, a partir de sus definiciones.

Una prueba “potente”, admitió ante el juez el productor que desarrolló la versión italiana del concurso, dado que el objetivo de la misma -que cierra cada día el programa Pasapalabra al filo del telediario de las 21 horas de Antena 3- era “arrastrar al mayor número de espectadores posibles” al noticiario de Canale 5.

El programa, calcado del espacio italiano Passaparola, desembarcó en la televisión española en el año 2000: Antena 3 lo emitió hasta 2006, pero un año después se mudó a Telecinco.

Pasapalabra ya fue objeto de un primer litigio judicial que se zanjó en octubre de 2019, cuando el Supremo obligó a Telecinco a dejar de emitir el programa al perder la demanda que la cadena -Mediaset España Comunicación, S.A.- había presentado en 2010 contra la sociedad británica ITV, a raíz de un conflicto con esta productora.

El motivo de esa demanda -dijo Mario Rodríguez, secretario general de Mediaset, que declaró como testigo- es una carta que la empresa recibió de MC&F comunicándole que ostentaba la licencia sobre El Rosco, por lo que decidió firmar un contrato con esa sociedad holandesa y llevar a ITV a los tribunales, alegando que esta no era titular de los derechos del espacio.

Tras su victoria en los tribunales, ITV cedió a Atresmedia los derechos del programa y Antena 3 volvió a emitir el programa el 13 de mayo del año pasado, en plena pandemia de coronavirus.

Cuando empezaron las emisiones del concurso, hacía dos meses que la sociedad holandesa MC&F había presentado una demanda contra Atresmedia en la que se erigía en creadora y titular de los derechos de propiedad intelectual de El Rosco, pedía prohibir su emisión y ser indemnizada por los daños y perjuicios causados, en una cifra que se concretará “a posteriori”, si gana el litigio.

Al percatarse de que Antena 3 programaba a diario Pasapalabra, pese a la demanda presentada para impedirlo, MC&F instó al juez a suspender cautelarmente la emisión de la prueba final El Rosco mientras resolvía sobre el fondo de la cuestión, pero su petición fue rechazada.

La sentencia del Supremo que en 2019 dirimió el litigio por los derechos de Pasapalabra no determinó si la prueba de El Rosco es susceptible de ser protegida por la propiedad intelectual como formato autónomo, asunto que se ha convertido en el objeto principal de la demanda. 

Etiquetas