Actualidad

TENSIÓN INTERNACIONAL

El presidente de Kazajistán da orden de disparar a matar "sin advertencia" a "terroristas" ante las últimas protestas

Tilda de "estupidez" los llamamientos "desde el extranjero" para un diálogo y rechaza "negociar con criminales"

Despliegue militar en Nursultán.
Despliegue militar en Nursultán.
E. PRESS

El presidente de Kazajistán, Kasim Jomart Tokayev, ha anunciado este viernes que ha dado orden de disparar a matar sin advertencia previa a los "terroristas" implicados en las últimas protestas en el país, que tienen su epicentro en la ciudad de Almaty.

"He ordenado a los cuerpos de seguridad y al Ejército que disparen a matar sin advertencia", ha manifestado el mandatario durante un discurso a la nación, en la que ha descartado negociar con los manifestantes, tal y como ha recogido el portal kazajo de noticias Khabar 24.

Así, ha tildado de "estupidez" los llamamientos "desde el extranjero" para "una negociación entre los bandos para resolver los problemas políticamente". "¿Acaso es posible negociar con criminales y asesinos?", se ha preguntado, antes de incidir en que las autoridades hacen frente a "criminales armados y entrados, tanto nacionales como extranjeros".

En este sentido, ha hecho hincapié en que "la operación antiterrorista continúa en el país" y ha agregado que "hay un trabajo a gran escala y bien coordinado que está siendo llevado a cabo por la Policía, la Guardia Nacional y el Ejército para establecer la ley y el orden, en línea con la Constitución".

"La situación en Almaty, Aktobe y la región de Almaty se estabilizó ayer. La introducción del estado de emergencia está dando resultados. La legalidad constitucional está siendo restaurada en todo el país", ha asegurado.

"La operación antiterrorista continúa. Los milicianos no han entregado sus armas y siguen cometiendo crímenes o preparándose para ello. La lucha contra ellos debe ser completada. El que no se rinda será destruido", ha advertido.

De esta forma, ha reiterado que "a criminales terroristas así es necesario eliminarlos cuanto antes", antes de dar las gracias al presidente ruso, Vladimir Putin, por responder a su petición para el envío de tropas al país para garantizar la seguridad ante las protestas.

Tokayev ha manifestado que "los terroristas siguen dañando la propiedad pública y privada y usando armas contra los ciudadanos" y ha defendido su decisión de pedir apoyo a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) para que "introduzcan un contingente de pacificación para apoyar a establecer el orden constitucional".

"Este contingente ha llegado a nuestro país para un periodo corto de tiempo y llevar a cabo tareas de cobertura y apoyo", ha apuntado, al tiempo que ha dado las gracias a todos los países miembro de la organización por su reacción a su llamamiento.

De momento, el Ministerio del Interior de Kazajistán ha confirmado que al menos 26 participantes en las manifestaciones han muerto, otros 26 han resultado heridos y un total de 3.811 personas han resultado detenidas en relación a los disturbios, de acuerdo con un comunicado recogido por el portal de noticias kazajo 'Vlast' en su cuenta de Twitter.

Entre los detenidos, según el Ministerio, se encuentra Arman Dzhumageldiyev, conocido como 'Armando el Salvaje', identificado por las autoridades kazajas como un líder criminal que podría estar involucrado en los disturbios.

El miércoles, la oficina del comandante de la Policía de Almaty cifró 18 el total de agentes muertos en los enfrentamientos y en 748 el número de militares y miembros de las fuerzas de seguridad que resultaron heridos en los disturbios. Estas cifras todavía no han sido actualizadas. 

En este sentido, el presidente kazajo ha indicado que "los trágicos sucesos en el país hacen ver los problemas de loa democracia y los Derechos Humanos bajo una nueva luz" y ha reseñado que "la democracia no es permisividad y, ante todo, no es incitación a las acciones ilegales".

Así, ha defendido la necesidad de leyes que "garanticen el bienestar del país" y ha argüido que "eso no es un ataque contra las libertades civiles o los Derechos Humanos". "Por el contrario, la tragedia en Almaty y otras ciudades de Kazajistán ha demostrado que la violación de las leyes, la permisividad y la anarquía llevan a la violación de los Derechos Humanos", ha sostenido.

"En Almaty, no sólo edificios públicos fueron dañados por bandidos terroristas, sino también propiedades personales de los civiles, sin mencionar la salud y la vida de cientos de civiles y militares", ha manifestado Toyayev.

En este sentido, ha criticado a "los llamados defensores de los Derechos Humanos y activistas que se ponen por encima de la ley y creen que tienen el derecho a reunirse donde quieran y hablar de lo que quieran" y ha manifestado que "debido a las acciones irresponsables de estos activistas, la Policía está distraída de la actividad principal de la aplicación de la ley".

"Los llamados medios libres y figuras extranjeras juegan un papel facilitador e instigador en las violaciones de la ley y el orden, lejos de los intereses fundamentales de nuestro pueblo multinacional", ha dicho, antes de agregar que "puede decirse sin exagerar que todos estos demagogos irresponsables se han convertido cómplices de la tragedia en Kazajistán".

"No hay duda de que nos recuperaremos rápidamente de esta mancha negra en nuestra historia", ha señalado el presidente, que ha apuntado que "lo principal es evitar una repetición de estos sucesos en el futuro".

De esta forma, ha desvelado la creación de un "grupo especial interdepartamental" para "buscar y detener a bandidos y terroristas". "Prometo a nuestros ciudadanos que todas estas personas asumirán su responsabilidad de forma estricta", ha puntualizado.

En esta línea, ha pedido a la población que permanezca "vigilante" y que "notifique cualquier actividad sospechosa" a las autoridades, antes de agregar que hará frente a la falta de equipamiento entre las fuerzas de seguridad.

Tokayev ha reiterado además que "existe un claro plan de ataques contra las instalaciones militares y administrativas en casi todas las áreas" por parte de personas "con alta capacidad de combate y crueldad bestial" y que usan la "desinformación" para "manipular" a la población.

"Hay mucho trabajo por delante para aprender de la tragedia que hemos experimentado, también des de el punto de vista socioeconómico", ha dicho, antes de adelantar que realizará anuncios sobre este campo durante la jornada del 11 de enero, en aparente referencia a los motivos de las protestas, desencadenadas por el aumento de los precios del gas licuado.

La ciudad de Almaty es la más afectada por las manifestaciones. Según las autoridades, al menos trece agentes y "decenas" de manifestantes habrían muerto en el marco de los disturbios cuando los manifestantes trataron de irrumpir en varias sedes del Gobierno. El Ministerio del Interior kazajo estima que unas 2.000 personas han sido detenidas en la ciudad.  

Etiquetas