Actualidad

ENCUESTA DYM PARA HENNEO

El PP se desmorona en menos de una semana por su guerra interna

Los populares pierden más de cinco puntos y medio en un mes y no llegarían a los 90 escaños. Vox rozaría el sorpaso

Pablo Casado
Pablo Casado
Efe

El enorme terremoto que lleva una semana sacudiendo los cimientos del PP deja sentir sus réplicas en las perspectivas electorales del partido, que queda muy tocado. Así lo revela el sondeo de DYM para HENNEO, que recoge los efectos de la profunda crisis desatada en la formación popular y que refleja que el PP se desplomaría más de cinco puntos y medio si hoy se celebraran las elecciones y obtendría apenas el 21,3% de los sufragios, por detrás del PSOE. Sería menos de punto y medio de diferencia el que separaría al PP de Vox, que conseguiría su mejor resultado histórico y que rozaría el sorpaso.

La formación que lidera Santiago Abascal es la que más tajada saca de la crisis del PP. Aunque no puede hablarse de una traslación directa de los votos, sí es constatable que Vox crece casi tres puntos en tan solo un mes y disputaría el liderazgo del bloque conservador. Los populares obtendrían entre 84 y 89 escaños, prácticamente la misma representación que tienen ahora (88 diputados), mientras Vox podría situarse a menos de diez actas, ya que la encuesta estima que obtendría entre 71 y 75 parlamentarios (ahora tiene 52).

Intención de voto
Intención de voto
Henar de Pedro

El PP solo lograría retener al 77,4% de sus votantes. Pero el dato fundamental que revela sus fugas por la derecha es que el 10,9% de quienes eligieron la papeleta de Pablo Casado en 2019 tiene decidido votar a Vox, lo que supone un trasvase de más de 530.000 votos del PP hacia el partido que lidera Santiago Abascal. Vox, por su parte, es un bloque granítico: el 93,1% de quienes lo votaron hace algo más de dos años volverían a hacerlo. Por el contrario, y pese al cisma del PP, Cs no logra remontar y tan solo sumaría el 3,6% de los votos y dos o tres diputados, frente a los 10 que obtuvo en 2019. El desplome de los populares, en todo caso, haría inviable la suma de la derecha, que en la estimación más optimista para ellos conseguiría solo 167 diputados, muy lejos de la mayoría absoluta que les permitiría gobernar.

La brusca pérdida de apoyos del PP a causa de su cisma interno también provoca que el PSOE se coloque como primera fuerza política con el 28,1% de los votos, un resultado casi dos puntos y medio por encima del que estimaba el sondeo de enero. Los socialistas volverían a esta posición casi un año después de perderla: la victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones autonómicas madrileñas catapultó al PP de Pablo Casado a una primera posición que ha mantenido en los sondeos desde entonces.

El resultado que conseguiría el PSOE sería prácticamente el mismo que el que registró en noviembre de 2019, aunque se traduciría en entre 110 y 116 escaños, frente a los 120 que tiene ahora. Unidas Podemos, por su parte, mantiene su tendencia al alza de los tres últimos sondeos y sumaría el 12,5% de los votos y entre 30 y 34 diputados. Hace poco más de dos años, los morados obtuvieron 35 actas y el 13% de los sufragios.

En el mejor de los casos, PSOE y Unidas Podemos sumarían 150 diputados entre ambos, que ascenderían a 152 o 153 si se añaden los de Más País. Por ello, la izquierda necesitaría el apoyo de las pequeñas formaciones nacionalistas e independentistas ERC, PNV o EH Bildu, por ejemplo para mantener el Gobierno, y consolidaría la alianza parlamentaria forjada esta legislatura ante la imposibilidad de sumar con Ciudadanos. 

Etiquetas