Actualidad

CONGRESO NACIONAL

Casado deja su escaño tras reivindicar que deja al PP en puertas de Moncloa

Feijóo reclama unidad al partido y promete que si hacen buena oposición gobernarán

Alberto Nuñez Feijóo y Pablo Casado mostraron una imagen de cordialidad en el Congreso del PP.
Alberto Nuñez Feijóo y Pablo Casado mostraron una imagen de cordialidad en el Congreso del PP.
EFE

Pablo Casado, que este sábado será relevado por Alberto Núñez Feijóo como líder del PP, ha reivindicado su legado durante los cuatro años en el cargo, tras los que deja al PP "a las puertas del Palacio de la Moncloa después de una dura travesía por el desierto" y ha anunciado que deja su escaño en el Congreso y cualquier responsabilidad en el partido.

"El proyecto queda en marcha y a velocidad de crucero", ha dicho Casado en su intervención en el cónclave de los populares, donde se ha reafirmado en que "todo ha merecido la pena" y ha añadido que "cualquier cicatriz es la huella del esfuerzo que conlleva trabajar por los españoles desde el PP".

Pablo Casado: "El proyecto queda en marcha y a velocidad de crucero"

En un auditorio lleno para dar el pistoletazo de salida a una nueva etapa en el PP, Casado ha recibido el reconocimiento y la valoración de los dos expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy, así como del que será su sucesor, que le han agradecido su trabajo al frente del partido en momentos difíciles.

Casado, que ha anunciado que deja el escaño en el Congreso y cualquier responsabilidad en el PP, ha asegurado que "humildemente" ha intentado hacer su parte durante una década de actividad pública y los cuatro años al frente del partido, en los que se han dejado "la piel".

Ahora el partido abre una nueva etapa con Feijóo, y él será "el primero en facilitarla", en respaldar "a un buen gestor, un buen político" y para él "un gran amigo", mientras mantendrá "la prudencia castellana" que entiende que el gallego agradecerá.

Casado ha dicho que le alegra saber que Feijóo contará con personas de su equipo: "Siempre ha sido el tuyo, igual que el tuyo también será el mío, el que te llevará muy pronto a la presidencia del Gobierno de España", le ha dicho.

Aunque Casado no ha hecho referencia a ningún nombre, de los dos cargos que se conocen del equipo de Feijóo, uno de ellos es el de Cuca Gamarra, que también formó parte de su cúpula.

Ha agradecido también a Feijóo su "ofrecimiento para seguir trabajando" con él, pero ha preferido dar un paso al lado: "Me voy pero volveré para todo lo que necesitéis, para ayudar a este gran proyecto y para apoyar a quien hoy recoge el testigo después de una trayectoria impecable", ha agregado.

Casado, que ha asegurado que se va con la tranquilidad del deber cumplido, ha indicado que lo importante no es dónde esté cada uno, sino contribuir a hacer un país mejor.

"Hace cuatro años dije que venía con la cabeza alta, con las manos blancas, con los bolsillos limpios y con el corazón enamorado de España, así cedo el timón hoy", ha manifestado.

Asimismo, ha resaltado el "privilegio" de haber liderado el PP, un partido que "pilotó" la Transición, que "forjó" la Unión Europea, que "frenó" dos golpes de Estado o que evitó la bancarrota, entre otros asuntos. "Ahí estuvieron mis predecesores Manuel Fraga, José María Aznar, Mariano Rajoy, y ahí estará mi sucesor, Alberto Núñez Feijóo", ha añadido.

Ha admitido que ha vivido un mes "agridulce", donde el sentimiento de injusticia fue sustituido por uno de gratitud y ha hecho una firme defensa del trabajo realizado estos cuatro años.

Casado ha subrayado que en tres años han pasado de ser tercera fuerza a primera, casi absorbiendo a los que les habían "sorpasado" (Ciudadanos) y dejando "las cosas claras" a los que lo intentaron.

Ha afirmado que en todo momento han intentado "dar a cada uno su sitio" porque todos eran necesarios y ha defendido que en un país que ha elegido a cinco presidentes del Gobierno cuando tenían "poco más de cuarenta años" la política adulta "la definen las ideas correctas".

"Siempre he dicho la verdad, costara lo que costara, me enfrentara a quien me enfrentara, y puedo decir que estoy muy orgulloso de ello", ha manifestado.

Nuevo líder del partido

Alberto Núñez Feijóo, que este sábado se convertirá en el nuevo presidente del PP, ha reclamado a su partido una unidad que es "innegociable" y se ha comprometido a que si le ayudan a hacer una buena oposición, "habrá Gobierno" y en él incluirá a todos los cargos con los que no puede contar en esta etapa.

Con su discurso, el candidato único ha cerrado la primera jornada del XX Congreso Nacional del PP, que se celebra en Sevilla, y ante los cargos y más de 3.500 compromisarios que le harán presidente ha proclamado que no tiene un sueño, pero sí una convicción: que el PP es un partido grande, no uno pequeño, el de las mayorías absolutas de José María Aznar y Mariano Rajoy.

Además, el presidente de la Xunta de Galicia ha tenido palabras de agradecimiento a Pablo Casado, al que ha agradecido que sujetase la bandera del PP en los tramos "cuesta arriba" del camino y la entregue este viernes con "un enorme esfuerzo de generosidad".

Etiquetas