Actualidad

GUERRA EN UCRANIA

Más de 15.000 desaparecidos y más de 20 hospitales destruidos en Ucrania

Zelenski pide una respuesta global firme al ataque ruso a la estación de Kramatorsk

Los bomberos trasladan un cuerpo hallado entre los escombros. UKRAINE RUSSIA CONFLICT
Los bomberos trasladan un cuerpo hallado entre los escombros. UKRAINE RUSSIA CONFLICT
Efe

El Gobierno ucraniano denunció este sábado que más de 15.000 personas se encuentran desaparecidas y que más de una veintena de hospitales han sido destruidos desde el comienzo de la invasión rusa del país.

La cifra de desaparecidos fue anunciada por la Defensora del Pueblo, Ludmila Denisova, en comentarios recogidos por Ukrinform. “Hemos contado más de 15.000 casos con nombres identificados y el último lugar donde fueron vistos”, indicó la responsable.

Asimismo, el ministro de Salud, Viktor Liashko, denunció que los ataques rusos han destruido 307 centros médicos y 21 hospitales desde el comienzo de la invasión, el 24 de febrero. “Estos hospitales no se pueden reconstruir y habrá que construir otros nuevos en su lugar”, declaró en comentarios también recogidos por Ukrinform.

El ministro subrayó la necesidad de desplegar más hospitales de campaña en las regiones occidentales, ya que en la zona de combate del este las personas heridas solo pueden reciben primeros auxilios antes de ser evacuadas, por lo que muchas no sobreviven al traslado.

En su último balance publicado este sábado, Naciones Unidas constató 4.149 bajas civiles en el país - 1.766 muertos y 2.383 heridos - desde el principio de la invasión.

También este sábado, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pidió una respuesta firme y global al ataque ruso contra la estación de trenes de Kramatorsk que dejó al menos 52 muertos y 109 heridos.

“Todas las principales potencias del mundo ya condenaron el ataque ruso a Kramatorsk. Esperamos una respuesta global firme a este crimen de guerra”, dijo en un videomensaje en su canal de Telegram, recogido por la agencia Unian.

Agregó que valora el anunciado nuevo paquete de sanciones contra Rusia, al tiempo que calificó de “errónea” la “suavidad” con la que algunos en Occidente siguen tratando al Estado ruso.

“Sabemos quién intenta constantemente suavizar las propuestas de sanciones. Y haremos todo lo posible para que Europa entienda finalmente que, en cualquier caso, habrá que imponer sanciones realmente sustanciales y firmes contra Rusia”, subrayó.

Insistió en la necesidad de “aumentar la presión sobre Rusia”, porque las actuales sanciones “no son suficientes”, y declaró que “hay que imponer un embargo energético total sobre el petróleo y el gas”.

“Precisamente la exportación de energía garantiza la mayor parte de los ingresos de Rusia y permite a la cúpula rusa creer en su impunidad. Permite esperar que el mundo ignore los crímenes de guerra del ejército ruso. No lo permitiremos. Todos los que en el mundo tienen valentía para oponerse a la tiranía, como los ucranianos, no lo permitirán”, agregó.

Visita sorpresa

Y el primer ministro británico, Boris Johnson, se reunió con el presidente de Ucrania en una visita a Kiev que no había sido anunciada previamente, según una imagen publicada en Twitter por la Embajada de Ucrania en el Reino Unido.

La delegación diplomática divulgó una fotografía de ambos líderes sentados frente a frente en un despacho, junto a las banderas de ambos países, y agregó en su mensaje la palabra: “Sorpresa”.

Downing Street, despacho oficial de Johnson, confirmó poco después el encuentro en la capital ucraniana, un día después de que el Reino Unido anunciara el envío de nuevo material militar por valor de 100 millones de libras (120 millones de euros).

Un portavoz indicó que el viaje representa una “muestra de solidaridad con los ucranianos” y que los dos mandatarios se citaron para abordar “el respaldo (británico) a Ucrania a largo plazo”. 

Etiquetas