Actualidad

PARTIDOS POLÍTICOS

Sánchez alerta del peligro de los gobiernos de ultraderecha

El presidente pidió al nuevo líder del PP que su partido no vuelva a las andadas

En un acto el presidente del Gobierno reclamó a la oposición que apoye el plan de respuesta a la crisis
En un acto el presidente del Gobierno reclamó a la oposición que apoye el plan de respuesta a la crisis
Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, advirtió este domingo que el enemigo de Europa “no está solamente en Moscú, está en París mañana en las elecciones de Francia, está en Madrid y está en todos los proyectos políticos de ultraderecha que socavan las bases de la convivencia”.

En un acto de partido con el secretario general del PSOE-M y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, Sánchez pidió a la derecha española que en este tiempo que ha abierto de cambio de liderazgo “mire más a la derecha europea y menos a la ultraderecha española”.

E insistió en que “si la pregunta que mañana se plantea en París y en toda Francia es Europa o ultraderecha, los socialistas lo tenemos claro: Europa”.

“El enemigo no está solo en Moscú, está en París en las elecciones”  

Sánchez dejó claro que Europa prevalecerá al ataque del presidente ruso, Vladímir Putin, y los crímenes de guerra no quedarán impunes, al tiempo que instó a la unidad de todas las fuerzas políticas “en la legítima defensa y reparto justo de las cargas de esta guerra”.

Una vez más, el jefe del Ejecutivo tendió la mano a la oposición de la derecha a la que hizo “tres consideraciones”.

Así, le pidió que “no vuelva a las andadas” y sea “implacable con la corrupción”, que no ceda ante el “chantaje de la ultraderecha porque se llama violencia de género, no violencia intrafamiliar”, y, finalmente, que asuma “que el desafío que tiene por delante la sociedad española es la desigualdad”.

En su intervención, Sánchez también reiteró a la derecha su petición para que apoye el plan de respuesta a la crisis dotado con 16.000 millones de euros para avalar a los pequeños negocios que se ven afectados como consecuencia de la evolución del precio de la electricidad “y también a los transportistas, a los ganadores, a los agricultores y a los hogares más vulnerables”.

“Aunque suene a que predico en el desierto, pido una vez más a la oposición de la derecha que apoye este plan, no porque con ello vaya a respaldar al Gobierno de España sino porque con ello está apoyando a su país en un momento decisivo”, subrayó.

Insistió además en que su Gobierno está comprometido con las “incertidumbres” derivadas de la guerra de Ucrania.

También garantizó que hará todo lo que esté en su mano para “amortiguar las consecuencias económicas y sociales de la guerra, para proteger la senda de crecimiento y de creación de empleo” y el reparto justo de las consecuencias.

Sánchez aseguró que de esta crisis, como de la pandemia, España tiene que salir con un Estado del Bienestar mucho más fuerte, “no debilitado como propone la derecha”.

“Se habla de patriotismo europeo como una comunidad de valores, como una idea que representa cuestiones que vemos amenazadas, el respeto a los derechos humanos, la libertad, la prosperidad, la cohesión tanto social como territorial”, deslizó Sánchez.

Etiquetas