Actualidad

NUEVA TEMPORADA

‘Madres. Amor y vida’ da un giro hacia los sanitarios

La cuarta temporada se acerca al trabajo de médicos y enfermeros 

Tres de los protagonistas de Madres. Amor y vida.
Tres de los protagonistas de Madres. Amor y vida.
Efe

Impulsados por el foco que puso la pandemia sobre los sanitarios, el productor Aitor Gabilondo y el guionista Joan Barbero han dado un giro hacia los trabajadores de la salud en la cuarta temporada de Madres. Amor y vida, que llegó este viernes a Amazon Prime Video, con tramas que se acercan a la vida y el trabajo de médicos y enfermeros y a lo precario de su sector.

“En otras temporadas se ha visto más la vida de los pacientes y en esta el cambio es que se va a contar más la vida del personal sanitario”, explicó a Efe la actriz Nuria Herrero. Un “giro de foco” que tiene que ver mucho “con eso de que los veíamos como héroes”, añadió la actriz, una de las nuevas incorporaciones a la serie.

Para sus ocho nuevos episodios, el Hospital de Los Arcos se ha renovado y la trama cuenta con muchas caras nuevas. Todo ello a partir de los importantes cambios que acontecieron durante la tercera temporada en el rumbo profesional y vital de la doctora Olivia Zavala (Aida Folch), que ha dejado pediatría para iniciarse en la cirugía.

“Ha llegado un momento en los actores y personajes anteriores que, como eran pacientes, algún día se tenían que poner bien e irse del hospital. Esas tramas ya no se podían estirar más”, dijo Aida Folch, una de las pocas actrices que todavía se mantiene, tras la salida de otras como Belén Rueda de esta serie producida por Mediaset España junto a Alea Media.

Su hija, Belén Écija, se incorpora esta temporada (tras una breve aparición en la tercera) como personaje fijo, interpretando a Almudena, una de las nuevas residentes que llegan al hospital. Con ellos convive Olivia, quien se encuentra bajo la autoridad de Blanca Robledo, una nueva doctora a la que da vida la presentadora Nuria Roca, quien vuelve de nuevo a la ficción tras varios años haciendo otros proyectos.

Por su parte, Nuria Herrero interpreta a Berta, técnica de enfermería, el mismo personaje que interpretó en la serie de Gabilondo Besos al aire, mientras que, junto con Écija y Folch, completan el grupo de residentes Álvaro Rico (Gabriel), Júlia Molins (Sandra), Eric Masip (Mikel) y Jordi Coll (Luigi). Sobre ellos y lo precario de su situación, especialmente en los primeros años de residencia, se enfoca una de las principales tramas.

“Venimos de una pandemia en la que se han visto todos los males de cómo se está tratando a la sanidad y a los médicos”, apuntó a Efe Masip, una lucha que “no se plasma” en la ficción. “Siempre vemos a los médicos sexys, simpáticos divertidos y aquí nos hemos alejado de eso”, agregó el actor, que reconoce que han hecho “un gran esfuerzo para meternos en esas cabezas, una inmersión para ver cómo podíamos contar esto de la mejor manera posible”.

Turnos infinitos, malos tratos psicológicos y una carencia absoluta de respeto a sus derechos laborales son algunos de los asuntos que se han buscado denunciar en la serie, impulsados por un combativo Mikel (Masip), residente de segundo año que denuncia su situación a través de huelgas y motines internos.

“En la pandemia todos salíamos a aplaudir, pero en realidad no te pones a pensar quién hay detrás. Está la imagen de que son superhéroes, pero no, en realidad son personas que tienen este trabajo que tiene mucho de vocacional. Muchos de los enfermeros que nos han asesorado nos dicen que si llegan a saber lo que es no se habrían dedicado a esto”, confirmó por su parte Júlia Molins.

Etiquetas