Actualidad

CARTELERA

"El juego de las llaves" rompe con la monogamia a través de la diversión

El director Vicente Villanueva estrena su película este miércoles

Fotograma de "El juego de las llaves"
Fotograma de "El juego de las llaves"
S.E.

El director Vicente Villanueva reformula el concepto de la monogamia y las relaciones de pareja a través de una nueva mirada sobre los líos amorosos en su nueva película cómica “El juego de las llaves”, que llega este miércoles a los cines con el objetivo de “divertir a la gente y mostrar otro concepto diferente de amor”.

Esta comedia de enredos clásica es la adaptación cinematográfica de la serie mexicana del mismo título creada por Marisa Quiroga para Amazon Prime Video. La guionista Marta Buchaca ha sido la encargada de reconvertir los ochos capítulos de la primera temporada de esta serie de 2019 en una película de 105 minutos de duración.

“Es una versión fiel, pero a su vez muy distinta de la ficción original -apunta Villanueva a Efe en una entrevista-. Nuestro reto coger ese guion y hacerlo nuestro, dándole nuestra personalidad, de una manera autóctona y convertirlo en un largometraje diferente”. Por su parte, Tamar Novas incide en que “hay mucho humor español, que se aleja del latinoamericano”.

“El juego de las llaves” cuenta la historia de Laura (Eva Ugarte), una mujer que lleva toda la vida con Antonio (Ricard Farré) y justo cuando se empieza a plantear si realmente esa es la vida que quiere, Sergio (Fernando Guallar) y Siena (Justina Bustos) se cruzan en sus vidas. Sergio es un excompañero de instituto y Siena su novia “millennial” llegan para revolucionar las vidas de todos.

Laura, Raquel (Miren Ibarguren) y Cris (María Castro), íntimas amigas desde hace años convencen a sus respectivos maridos, Antonio, Quique (Novas) y Dani (Dani Tatay), para jugar a un juego que les propone Siena: El juego de las llaves.

El juego consiste en poner las llaves en un cuenco, y al azar, cada uno escoge unas, el dueño de las mismas debe pasar la noche con la persona que ha cogido dichas llaves. “A priori parece inofensivo y realizable por la confianza que les da su larga amistad, pero al final se acaba convirtiendo en una trampa”, destaca Guallar, quien confiesa que él en la realidad no jugaría a este juego con amigos, “me parecería incesto total”, agrega entre risas.

El título, además, busca reflejar cómo han cambiado las relaciones de pareja en los últimos años: “Ahora hay cabida para distintas formas de entender el amor. La película rompe con la monogamia, que es lo aparentemente correcto por la sociedad, pero en el fondo, ahora se está viendo que las relaciones abiertas también funcionan”, cuenta Castro.

A diferencia de otras producciones similares a esta, que tocan los temas de intercambios de pareja, relaciones abiertas o el poliamor, “El juego de las llaves” ahonda principalmente en la representación sexual de las mujeres: “Se agradece ver en ficción a las mujeres hablar de sexo entre ellas como un tema más”, defiende Bustos.

“Creo que estamos en un momento en el que se está normalizando la sexualidad femenina. El Satisfyer ha revolucionado también en dos años la masturbación femenina, ha normalizado ese concepto, rompiendo con ciertas mentalidades. Naturalizar el que las mujeres hablen de sexo era lo que necesitábamos, ayuda a empatizar y mostrar que es algo espontáneo”, detalla Ugarte.

Asimismo, el filme también rompe con ese tabú generacional en el que solo si eres joven puedes disfrutar del sexo o que a partir de una cierta edad ya no tienes relaciones sexuales.

“Llegado a cierta edad el ser humano parece que tiene que aparcar la moto en ese sentido, y me parece que, a través de películas, más información que tenemos o las redes sociales, creo que se está normalizando tener relaciones sexuales hasta el final de tus días”, incide Ibarguren.

Etiquetas