Actualidad

TRANSPORTES

Unos 465 millones de viajeros utilizaron el AVE en sus 30 años

El 21 de abril de 1992 llegó a la Estación de Santa Justa de Sevilla el primer AVE procedente de la Estación de Atocha

Este jueves se celebró el acto conmemorativo del primer viaje del AVE en España.
Este jueves se celebró el acto conmemorativo del primer viaje del AVE en España.
EFE

Casi 465 millones de viajeros han utilizado los servicios de la Alta Velocidad de Renfe en sus treinta años de vida, que se cumplieron este jueves. Según explicó la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, la primera línea del AVE entre Madrid y Sevilla, “modificó la imagen de España”.

En la Estación de Santa Justa de Sevilla, donde presidió junto al alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el presidente de Renfe, Isaías Táboas y la de Adif, María Luisa Domínguez, el acto conmemorativo del primer viaje del AVE en España, que entró en servicio comercial el 21 de abril de 1992, Sánchez destacó que la rapidez, la innovación, la sostenibilidad, la interoperatividad, la fiabilidad y la puntualidad han sido “los grandes atributos” de la alta velocidad en estas tres décadas.

La ministra, que consideró esta conmemoración como uno de los “acontecimientos más importantes” de la historia reciente de España, subrayó que la línea comercial del AVE Madrid-Sevilla que se inauguró hace tres décadas “cambió la imagen” que se tenía del ferrocarril y también “la visión que teníamos de nosotros mismos”.

Treinta años después de que un 21 de abril de 1992 llegara a la Estación de Santa Justa de Sevilla el primer AVE procedente de la Estación madrileña de Atocha se rindió un homenaje “a quienes hicieron posible” que España se “subiera a ese tren de la modernidad que hoy nuestro país representa y del que hoy también somos locomotoras”.

Tras calificar de “colosal” la obra del AVE Madrid-Sevilla, la ministra señaló que se trató del “mayor trabajo” de ingeniería ferroviaria que se ejecutaba en ese momento en España, y que, coincidiendo con las Olimpiadas de Barcelona, se convirtió en un “inmenso escaparate de lo que podía acometer España”, un país que, a su juicio, demostró al mundo su voluntad de “progreso y de convergencia” con los países más avanzados de Europa.

Recordó el “impulso” dado a esta obra por el entonces gobierno socialista a lo que iba a ser llamado como “el transporte del futuro”, algo que, según recordó “algunos pusieron en cuestión y que llegaron a calificar incluso de derroche” pese a que se trató de una infraestructura “determinante”.

Sánchez apuntó que hubo que mover “cielo y tierra” en una obra para la que hubo que franquear tramos como el de Despeñaperros en una construcción que requirió de 32 viaductos y 17 túneles.

La ejecución de los primeros 470 kilómetros se “replicó” en otros territorios hasta conformar la actual red de 3.728 kilómetros que ofrece servicios de alta velocidad al 70 por ciento de la población, según la ministra, quien ha agregado que este año se alcanzarán los 4.000 kilómetros.

Etiquetas