Actualidad

CASA REAL

El Tribunal de Cuentas fiscalizará todos los gastos de la Casa Real

Hasta ahora no tenía competencia para inspeccionar el presupuesto de la Corona  

Felipe VI saluda a niños y otros asistentes a su llegada al puesto de la Guardia Civil de Sarria en Lugo.
Felipe VI saluda a niños y otros asistentes a su llegada al puesto de la Guardia Civil de Sarria en Lugo.
Efe

El Tribunal de Cuentas fiscalizará mediante una auditoría externa la actividad económica y financiera de la Casa Real y en qué gasta su presupuesto, según se recoge en el decreto aprobado por el Gobierno sobre la estructura y el funcionamiento de la Jefatura del Estado para reforzar su transparencia.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, dio este martes a conocer esta medida en la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa posterior al Consejo de Ministros en el que se aprobó el decreto, un día después de que Felipe VI decidiera desvelar su patrimonio personal, cifrado en 2,57 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas, dependiente de las Cortes Generales, es el máximo órgano encargado de fiscalizar la contabilidad y la gestión económica del Estado, de sus instituciones y de otras entidades que reciben fondos públicos.

Sin embargo, hasta ahora no tenía competencia para fiscalizar el presupuesto de la Corona, algo que tampoco puede hacer el Congreso.

Bolaños informó de que en próximas fechas se va a aprobar un convenio entre el Tribunal de Cuentas y la Casa Real para sentar las bases de la auditoría externa que ha de verificar “la imagen fiel del patrimonio y la situación financiera” de la Jefatura del Estado.

Otra de las medidas recogidas en el decreto es que la Casa Real deberá a partir de ahora dar publicidad a todos los procedimientos de contratación que lleve a cabo, respetando la autonomía presupuestaria de la que goza Felipe VI para decidir en qué gasta el dinero asignado por el Estado.

Explicó además que la normativa recoge todas las medidas en favor de la transparencia que Felipe VI ha aprobado desde su proclamación y que hasta ahora no tenían rango legal.

Incluye que los altos cargos de la Casa del Rey han de publicar su declaración de bienes y patrimonio al asumir el cargo y a su marcha.

Según el ministro la nueva regulación “es un paso muy importante en la modernización y ejemplaridad de la Casa Real” y “la homologa a otras casas reales europeas en cuanto a los más altos estándares de cumplimiento de ejemplaridad e integridad”.

“Con esta norma, damos un paso muy importante y ponemos a la monarquía donde tiene que estar”, subrayó Bolaños sobre el texto, que no aborda la modificación de la inviolabilidad del rey, lo que requiere modificar la Constitución. 

Etiquetas