Actualidad

CONFLICTO BÉLICO

Ucrania y Occidente se preparan para una guerra más larga

Los ciudadanos han comenzado los entrenamientos en el manejo de las nuevas armas para poder resistir mejor y más tiempo a los ataques  

Vecinos de Zaporizhzhia, una localidad fronteriza, se congregan a la espera de poder recibir ayuda humanitaria.
Vecinos de Zaporizhzhia, una localidad fronteriza, se congregan a la espera de poder recibir ayuda humanitaria.
EFE

Ucrania y Occidente se preparan para una guerra que puede durar varios meses o incluso años, mientras llega más asistencia militar al país y comienzan los entrenamientos de los soldados ucranianos en el manejo de las nuevas armas para poder resistir mejor y más tiempo a los ataques rusos.

"Por supuesto, todos los ucranianos queremos ganar en un futuro próximo, y ni siquiera queremos pensar en un escenario a largo plazo que podría durar años. Desafortunadamente, la experiencia mundial muestra que ha habido pocas guerras que terminaron en pocas semanas o meses", dijo el jefe negociador de Ucrania, David Arahamiya.

Explicó que el Instituto de Estudios Estratégicos desarrolla actualmente todos los escenarios para la duración de la guerra y se preparan planes para adaptarlos a las diferentes posibilidades.

Meses o años

Cada vez son más las voces, también en Occidente, que creen que la guerra se prolongará o se convertirá en otro conflicto estancado de larga duración, como ha ocurrido durante los ocho años de conflicto armado entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas en el Donbás.

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, afirmó recientemente que la guerra puede durar "meses y, posiblemente, años".

El jueves, el presidente estadounidense, Joe Biden, pidió al Congreso de su país 33.000 millones de dólares en ayuda adicional para Ucrania, de los que más de 20.000 millones serán de asistencia militar para defenderse de Rusia, ante la posibilidad de una guerra larga.

Un alto cargo de la Casa Blanca dijo que la asistencia estadounidense deberá ser suficiente para los "próximos cinco meses de esta guerra".

Avance lento en el terreno

Y es que sobre el terreno, Rusia avanza solo lentamente en su propósito de tomar todo el Donbás y el sur de Ucrania para crear el deseado corredor terrestre entre el este y la anexionada península de Crimea.

Rusia ha cambiado de táctica tras el fracaso de su ofensiva en el norte y noreste del país, al recurrir intensamente al fuego de artillería en toda la línea del frente contra las posiciones ucranianas para evitar el reagrupamiento de las tropas de Ucrania y salvaguardar sus líneas de suministro y comunicaciones.

Las fuerzas rusas han conseguido varios avances tácticos en Donetsk y Lugansk, pero los progresos son "limitados" al oeste de Severodonetsk, en la región de Lugansk, y permanecen estancados al sur de Izium, en la de Járkov, indicó hoy en su informe el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Rusia no ha conseguido aún rodear a las tropas ucranianas al tratar de bajar desde Izium hacia el este, sureste y suroeste a través de Limán, Sloviansk y Barvinkove para llegar a Kramatorsk, la principal base militar del Ejército ucraniano en Donetsk.

Tampoco han logrado crear una pinza desde el sur, pese a haber enviado fuerzas desde Mariúpol, que Rusia da por controlada salvo el reducto de resistencia que queda en la acería de Azovstal.

Según ha indicado este sábado la inteligencia británica, Rusia tiene aún problemas de coordinación táctica.

Un alto cargo del Pentágono dijo el viernes que Rusia querría haber avanzado "mucho más" en este punto del conflicto armado.

"Van por detrás en el calendario" establecido, sostuvo.

"Ciertamente creemos que las condiciones están siendo establecidas para un enfrentamiento mucho más largo en el Donbás", dijo, dada la familiaridad de ambos lados con el terreno, los fuegos de largo alcance y la propensión a usar maniobras mecanizadas.

Entrenamiento con nuevas armas

Todo ello da algo de tiempo a Ucrania para que sus soldados puedan familiarizarse con el uso de los nuevos armamentos que le llegan de varios países occidentales.

Pero no demasiado tiempo. "Las tropas rusas aumentan gradualmente la intensidad de su ofensiva en el este en todas las direcciones", ha señalado el portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania, Oleksandr Motuzyanyk.

El portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, John Kirby, anunció el viernes que su país ha comenzado la formación de las Fuerzas Armadas ucranianas en el uso de las armas estadounidenses en tres lugares fuera de Ucrania, entre ellos Alemania.

Actualmente una segunda clase de unos 50 soldados participa en los entrenamientos de los obuses M777 Howitzer de 155 milímetros, otros militares en grupos de 20 aprenden a manejar el vehículo de transporte de tropas M113 y 75 se forman en el empleo del sistema de radar móvil Q-64.

Según el alto cargo estadounidense, algo más del 60 % de los 90 Howitzer ya se encuentran en Ucrania y la munición de artillería de 155 milímetros también continúa llegando a ese país.

En las próximas horas habrá más de una docena de vuelos desde EEUU con Howitzer, más munición de 155 milímetros, algunos drones tácticos Phoenix Ghost y radares.

En la última jornada hubo casi 20 vuelos de siete diferentes países con suministros militares para Ucrania, según el Pentágono.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo la pasada noche que Rusia no considera que esté en guerra con la Otan en Ucrania, pero la Alianza sí parece estarlo, entre otras cosas por el envío de armamento a ese país.

Cualquier suministro de armamento a territorio de Ucrania es un "objetivo legítimo" del Ejército ruso, volvió a advertir.

Rusia ataca por eso intensamente los almacenes de armas y municiones ucranianos. En las últimas horas destruyó una veintena de depósitos de cohetes, artillería y municiones, según ha dicho Ministerio de Defensa.  

Etiquetas